Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno advierte al ELN de que "se le está acabando el tiempo" para negociar la paz

El Gobierno de Juan Manuel Santos ha advertido al Ejército de Liberación Nacional (ELN), la segunda mayor guerrilla de Colombia, de que "se le está acabando el tiempo" para entablar negociaciones de paz y formar parte de la solución pacífica al conflicto que se está cerrando con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).
La advertencia la ha hecho Frank Pearl, el encargado en el Gobierno de las conversaciones exploratorias con el ELN y que también participa en las negociaciones de paz con las FARC, después de que el propio Santos negara este lunes que la guerrilla esté preparada iniciar el diálogo. "Ellos saben que eso no es cierto", dijo.
"Al ELN se le está acabando el tiempo para hacer parte de la solución política al conflicto armado en Colombia", ha subrayado Pearl. "Si de verdad esa organización quiere alcanzar una salida negociada al conflicto armado, tiene que ser capaz de tomar decisiones de fondo y cambiar las palabras y los comunicados ambiguos e inútiles por hechos claros y concretos de paz", ha añadido.
En este sentido, ha asegurado que "no es cierto que el ELN esté dispuesto y listo para continuar las conversaciones de la fase exploratoria", entabladas con el Gobierno colombiano hace dos años. Según Pearl, "desde finales del año pasado, a través del conducto que tenemos establecido, el Gobierno nacional ha planteado opciones claras para continuar los diálogos sin que hasta hoy tengamos respuesta".
RESPUESTA A LA CARTA DEL ELN
Las palabras del negociador del Gobierno son la respuesta a la carta publicada el domingo por el ELN indicando que habían expresado al Ejecutivo el pasado mes de noviembre su disposición de pasar de la fase confidencial a la pública del diálogo.
"Nuestra delegación para el diálogo está preparada desde noviembre pasado para acudir al ciclo en el que debe darse por concluida la fase confidencial de estas conversaciones y dar inicio a su fase pública", indicó el Comando Central en la misiva.
La guerrilla indicó que al término del último encuentro exploratorio no se fijó la fecha ni el sitio para una nueva reunión, por lo que el ELN defendía que el paso hacia la siguiente fase dependía del Gobierno y su delegación.
El 7 de enero, el ELN también había expresado su "disposición" a dejar las armas, si tras "examinar la voluntad" del Gobierno en la búsqueda de la paz concluye que estas "no son necesarias".