Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno advierte a los militares de que no escuchará "nada de lo que hagan" fuera de la cadena de mando

La Defensoría del Pueblo recibió 126 denuncias, 18 de ellas por la vulneración a su integridad personal, durante 2013
El vicepresidente boliviano, Alvaro García Linera, ha advertido este sábado a los militares que reclaman la "descolonización" del Ejército de que el Gobierno no atenderá "nada de lo que hagan" fuera de la cadena de mando y les ha instado a volver a sus cuarteles y trasladar sus reivindicaciones por los cauces institucionales.
"Fuera de la cadena de mando nada, hagan lo que hagan, nada será oído porque oír a quienes rompen la cadena de mando está rompiendo la Constitución", ha advertido el vicepresidente. "Esa estructura armada no delibera, posee las armas, tiene el monopolio legal de las armas, pero no delibera", ha subrayado, invitando a los suboficiales que reclaman diálogo al Gobierno a que abandonen el cuerpo.
"¿Quiere deliberar? Tiene el derecho pero fuera de las Fuerzas Armadas, fuera de la Policía; sean ciudadanos, deliberen, marchen", ha afirmado, según recogen los medios locales. "Yo invoco a la reflexión, invoco a la conciencia, invoco a su juramento de hombres y mujeres de armas, de regresar a sus instituciones y hacer cualquier pedido, cualquier demanda que es legítima, a través de la estructura de mando constituida", ha insistido García Linera.
Sus declaraciones se produjeron horas después de que un portavoz de los sargentos y suboficiales que protagonizan la protesta reclamara la reincorporación de los más de 700 militares dados de baja por interrumpir la cadena de mando en las Fuerzas Armadas y advirtieran con marchas masivas en La Paz con la llegada de más efectivos provenientes, incluso de puestos de control fronterizo.
"Han abandonado sus puestos militares, eso es terrible, eso es inconcebible, eso es imperdonable. Ningún hombre o mujer de uniforme, en armas, puede abandonar su puesto de frontera", ha lamentado García Linera a ese respecto.
Esta semana, alrededor de un millar de sargentos y suboficiales de la Armada, el Ejército y la Fuerza Aérea bolivianos se manifestaron en las calles de La Paz para reclamar la modificación de la Ley Orgánica de las Fuerzas Armadas (LOFA) y que esta se adecúe a las nuevas leyes contra la discriminación vigentes en el país.
DENUNCIAS EN 2013
Según informa este domingo el diario local 'La Razón', que cita un informe de la Defensoría del Pueblo, efectivos de las Fuerzas Armadas presentaron en 2013 126 denuncias ante dicho órgano, de las que 18 corresponden a la vulneración a su integridad personal en el ámbito castrense.
"A lo largo del año pasado, la población que acude a nuestra institución señaló que miembros de las Fuerzas Armadas, incluye la Corporación del Seguro Social Militar (COSSMIL) y tribunales militares, vulneraron derechos (de los uniformados)", señala el documento de la Defensoría.
Entre las denuncias más frecuentes se encuentran 18 demandas por vulneración a la integridad personal y diez por transgresión a los derechos de las personas en el proceso de instrucción en los centros militares del país.
A estas se suman siete denuncias de violación a la seguridad social, seis por la no igualdad o discriminación y cuatro vulneraciones al derecho de la salud, entre otras quejas presentadas por militares.