Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno turco pide autorización al Parlamento para enviar tropas a Irak y Siria

El Gobierno turco ha pedido autorización al Parlamento para poder enviar tropas a Irak y Siria así como para permitir el uso de sus bases militares a otros países, lo que abre la vía a que el país entre a sumarse a la coalición liderada por Estados Unidos para combatir el avance de Estado Islámico en la región.
Según ha explicado el viceprimer ministro turco, Bulent Arinc, y recoge este miércoles la prensa local, la petición remitida por el Ejecutivo al Parlamento y que será debatida mañana contempla estos dos aspectos.
"La moción que vamos a enviar al Parlamento va a ser exhaustiva y a abordar las amenazas actuales y futuras", explicó Arinc al término del consejo de ministros de este martes. El viceprimer ministro indicó que el texto prevé tanto el envío de soldados turcos para establecer zonas de seguridad en Irak y Siria como la autorización a otros países a que puedan usar las bases de Turquía.
"Somos un Gobierno determinado. Sabemos perfectamente lo que está pasando dentro y fuera de Turquía. Esta cuestión de una zona de seguridad y otras cuestiones tienen todas reflexiones diplomáticas y militares", añadió Arinc.
En realidad, según indicó, lo que se va a hacer es extender la "validez" de las mociones ya existentes sobre Irak y Siria, que vencían en octubre, pero se va a elaborar un "texto que las fusione y aborde todas las amenazas y riesgos a los que Turquía se enfrenta en su región".
El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, se ha mostrado reacio a intervenir tanto en Irak como en Siria, si bien a raíz de la liberación el mes pasado de los 46 rehenes turcos en manos de Estado Islámico en Mosul el nuevo mandatario parece haber optado por un papel más activo en la lucha contra este grupo yihadista.
Turquía, cuyos soldados custodian ya la Tumba de Suleiman Sha --el abuelo del fundador del Imperio Otomano-- en el norte de Siria, defiende que se establezcan zonas seguras dentro del país vecino para proteger a los desplazados internos por el conflicto. Asimismo, según el diario 'Hurriyet', quiere que se establezcan zonas de exclusión aérea en Siria.
EL TEXTO
En el texto enviado al Parlamento, según informa este miércoles la agencia oficial Anatolia, se justifica la petición por los "riesgos y amenazas" a los que se enfrenta Turquía y que "amenazan nuestra seguridad nacional".
La petición, firmada por el primer ministro, Ahmet Davutoglu, recuerda la presencia de milicianos del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) en el norte de Irak y resalta el "significativo incremento en el número de otros elementos terroristas en Siria y la amenaza que plantean estos también en Irak es alarmante".