Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno boliviano aclara que no planea "bolivianizar" los precios de bienes y servicios

El ministro de Economía de Bolivia, Luis Arce, ha aclarado que el Gobierno no planea promulgar un decreto para "bolivianizar" los precios de bienes y servicios, desmiento así los rumores publicados por los medios de comunicación.
"Ante varios medios de comunicación que han anunciado un supuesto decreto para 'bolivianizar' (precios), somos enfáticos: no conocemos ningún decreto, no hemos tramitado ningún decreto", ha dicho en una rueda de prensa.
Arce ha explicado que el Gobierno no considera necesario adoptar una medida de este tipo porque --ha sostenido-- las políticas macroeconómicas implementadas hasta ahora han posicionado al boliviano como la moneda preferida por la población.
En concreto, ha apuntado que gracias a las políticas de "bolivianización" implementadas desde 2006, cuando Evo Morales llegó al poder, el 80 por ciento de los depósitos y el 90 por ciento de los créditos son en moneda nacional, frente al ocho y al diez por ciento de 2005, respectivamente.
"Las transacciones, como ustedes saben, se hacían en dólares, se pagaban alquileres en dólares, la economía transaba en dólares porque no había confianza en nuestra moneda", ha recordado, en declaraciones recogidas por la Agencia Boliviana de Información (ABI).
Por su parte, el presidente del Banco Central de Bolivia (BCB), Marcelo Zabalaga, ha considerado que sus declaraciones sobre la "bolivianización" del país "fueron sacadas de contexto", aclarando que su objetivo era destacar los logros alcanzados en estos años.
"Nos referimos a la bolivianización como uno de los principales logros económicos del Gobierno. La bolivianización es un proceso que se está logrando con los incentivos adecuados a favor de la moneda nacional, lo cual no significa que no se pueda seguir usando el dólar", ha matizado.
"De hecho, la economía boliviana se caracteriza porque no existe ninguna restricción en el uso del dólar o de otras monedas extranjeras, sin embargo, la población ya conoce las ventajas de usar la moneda nacional", ha añadido.