Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno boliviano propone aumentar un 15 por ciento el salario mínimo

Argumenta que la reconstrucción de las zonas anegadas de Beni ha "restringido" el margen de maniobra
El ministro de Economía de Bolivia, Luis Arce, mantuvo este lunes una reunión con los representantes de la Central Obrera Boliviana (COB) en la cual trasmitió la propuesta del Gobierno de aumentar el salario mínimo (173 dólares) en un 15 por ciento y hasta en un 8 por ciento el básico de los trabajadores del sector educativo y sanitario.
Arce señaló que las importantes partidas económicas destinadas a la reconstrucción y reparación de las zonas afectadas por las fuertes inundaciones hace unos meses en varias regiones del departamento de Beni, en el norte del país, han "restringido" cualquier tipo de posibilidad de llevar a cabo incrementos salariales mayores.
"Los 470 millones de dólares que vamos a invertir en Beni nos restringe hacer un incremento más alto", apuntó el ministro de Economía, quien también explicó como otra serie de "gastos extraordinarios", como la celebración de la cumbre del G77 en junio o la organización de las elecciones generales, han impedido alcanzar las demandas salariales.
Por su parta, el secretario de Finanzas de la COB, Óscar Tapia, calificó de "insuficiente" la propuesta del Gobierno, pues se alejas de las exigencias de los trabajadores, quienes pudieron sobre la mesa de diálogo un aumento del 20 por ciento para el salario mínimo y de un 12 por ciento para el básico.
"Creemos que la oferta de incremento que nos hacen todavía es insuficiente. En base a ello, veremos hasta dónde el Gobierno todavía puede flexibilizarse en su posición. Lo veremos la próxima semana", expresó Tapia, tal y como ha informado el periódico boliviano 'El Deber'.
PROPUESTA INFERIOR A LA DE AÑOS ANTERIORES
La propuesta salarial del Gobierno ha sido la más baja en comparación a la presentada en años anteriores, de acuerdo con un análisis elaborado por fuentes cercanas a la COB, en los cuales no se experimentó un crecimiento de la economía boliviana tan importante como en 2013, cuyo economía experimentó una subida del 6,5 por ciento.
El estudio ha recordado que pese a que las previsiones de años anteriores no eran tan halagüeñas, en 2011 el salario mínimo experimentó un crecimiento del 20 por ciento; en 2012, casi tres puntos porcentuales más; para volver a 2013 al 20 por ciento. En ese sentido, también pusieron de manifiesto las palabras del presidente Evo Morales, quien vaticinó mejores resultados económicos para 2014.