Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno colombiano y las FARC firman un acuerdo en Cuba para iniciar diálogos

Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) (Reuters)telecinco.es

El Gobierno de Juan Manuel Santos y la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) han firmado este lunes en Cuba un acuerdo para iniciar diálogos formales el próximo 5 de octubre en Oslo, Noruega, con el objetivo de poner fin a más de cinco décadas de conflicto armado.

El contenido del acuerdo suscrito en La Habana, así como la agenda de las conversaciones, será dado a conocer próximamente por Santos, ha revelado el director de información de la cadena latinoamericana Telesur, Jorge Enrique Botero, citando fuentes oficiales.
Se espera que los diálogos comiencen el 5 de octubre en Oslo. Posteriormente, los representantes del Gobierno colombiano y las FARC viajarán nuevamente a Cuba "con la aspiración de no levantarse de la mesa hasta no suscribir un pacto de paz", ha explicado.
El acuerdo, según Botero, es fruto de las "conversaciones secretas" que han mantenido desde el pasado mes de mayo representantes del Ejecutivo de Santos y de la guerrilla de izquierdas con el apoyo de Venezuela, Cuba y Noruega.
Por el lado de las FARC, estuvieron negociando el guerrillero Mauricio, más conocido como 'el médico', quien reemplazó en el Bloque Oriental a Víctor Julio Suárez Rojas, alias 'Mono Jojoy', abatido por el Ejército el 22 de septiembre de 2010. También participaron el portavoz internacional de ese grupo armado Rodrigo Granda, conocido como 'el canciller'; Marcos Calarcá y Andrés París.
Los representantes del Gobierno en este proceso han sido el actual consejero para la Seguridad, Sergio Jaramillo; el ministro del Medio Ambiente, Frank Pearl; y Enrique Santos Calderón, hermano del presidente Santos.
El exmandatario Álvaro Uribe (2002-2010) había desvelado hace una semana que el Gobierno estaba adelantando negociaciones con las FARC en Cuba, lo cual fue desmentido por las autoridades colombianas que hasta llegaron a calificar de "irrespetuosas" estas afirmaciones.
Esta sería la primera vez en más de una década que el Gobierno colombiano se sienta a dialogar abierta y formalmente con las FARC. Durante sus ocho años de mandato, Uribe había condicionado cualquier negociación a la liberación incondicional de todos los secuestrados, al cese de las hostilidades y a la desmovilización de los principales jefes guerrilleros.
El pasado abril, las FARC decidieron entregar a los últimos diez militares y policías que tenían en su poder desde hacía más de una década y ratificó su compromiso de no volver a secuestrar. Desde entonces, han insistido en la necesidad de sentarse a conversar pero el propio Santos había dicho públicamente que no había espacio para una negociación si antes los rebeldes no entregaban las armas.