Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno colombiano no cede ante la presión de las FARC para modificar la estructura militar del país

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ha insistido este sábado en que en el marco del proceso de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) no se va a negociar la estructura de la Fuerza Pública del país, tal y como ha exigido la guerrilla.
Ante unos 600 soldados del Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea y más de 70 oficiales de la Policía colombiana, Santos ha indicado que pese a la insistencia de las FARC para que se reconfigure este aparato, no se dialogará en La Habana (Cuba) este aspecto.
"La meta de los grupos insurgentes es replantear la composición de las fuerzas", ha indicado el mandatario. "Sin embargo, no se ha permitido ni siquiera que se toque el tema cada vez que algún miembro de la guerrilla lo quiere introducir", ha añadido.
"Permanentemente lo quieren introducir el tema, por supuesto, están ellos en juego (los negociadores). Pero el general Mora, aquí presente, dice 'Quieto ahí, este tema no es de la mesa de negociación", ha explicado.
Santos ha indicado que se trata de una "línea roja" que se estableció desde el inicio de las conversaciones de paz, que están cerca de concluir, cuando se tomó la decisión de "no discutir el futuro" de las Fuerzas Armadas, ni tampoco "su doctrina ni nada que tenga que ver con la composición, estructura o futuro" de los soldados y policías colombianos, según declaraciones del presidente recogidas por la colombiana Caracol.
BENEFICIOS PARA SOLDADOS
El dirigente ha presentado los beneficios en un posible escenario de posconflicto en el país a los presentes, a los que definió como "fuerzas extraordinarias". "Lo que vamos a hacer es seguir fortaleciéndolas, que van a tener más oportunidades académicas. Que vamos a abrir muchas más oportunidades para que se vayan a estudiar al exterior. Que vamos a hacer misiones en el mundo entero", ha añadido.
"Ya estamos comenzando a diseñar los centros de entrenamiento, porque ustedes saben que las participaciones en las misiones de paz internacional requieren un entrenamiento previo. Eso automáticamente les va a duplicar o triplicar los ingresos a quienes participen en esas misiones", ha concluido.