Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno tacha de "delirante" el llamamiento de Uribe a la "resistencia civil" contra los acuerdos de paz

El Gobierno colombiano ha considerado "delirante" el llamamiento que el ex presidente Álvaro Uribe ha hecho a la "resistencia civil" contra los acuerdos de paz alcanzados con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).
Uribe lanzó esta consigna en una entrevista concedida el lunes a Caracol Radio para luchar contra lo que considera "un acuerdo de impunidad total" porque "nivela a las Fuerzas Armadas con el terrorismo" y "no hay cárcel para (los responsables) de delitos atroces".
"No hay nada equivalente a una medida de aseguramiento ni a reclusión carcelaria, habla de una restricción de movilidad y es donde dicen las FARC que su movilidad será por todo el país", sostuvo el actual senador de Centro Democrático.
Para el ministro de Interior, Juan Fernando Cristo, este llamamiento es "delirante" porque "es hacerle resistencia a la paz de Colombia cuando los colombianos tienen ahora la posibilidad de acabar con el conflicto y no seguir generando más víctimas".
Además, ha llamado la atención sobre la "peligrosidad" de las palabras de Uribe porque la "resistencia civil" se suele utilizar en contextos de represión política y "este es un Gobierno democrático y respetuoso de las libertades".
"Esta no es una posición que le sirva ni al Centro Democrático, ni al país, ni a la posibilidad de la paz. Si lo que pretenden es desconocer las decisiones del Congreso, de la Justicia y del Gobierno creo que es inaceptable", ha señalado.
No obstante, ha aclarado que el Centro Democrático está en su derecho de hacer campaña contra el referéndum que se celebrará para que los colombianos ratifiquen o rechacen lo acordado en la mesa de negociaciones de La Habana.
Gobierno y FARC negocian desde 2012 para firmar la paz. Hasta ahora han cerrado cuatro acuerdos parciales --desarrollo agrario y rural, participación política, drogas y víctimas-- pero aún quedan los relativos a fin del conflicto y refrendación y verificación de lo pactado.