Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno desaconseja viajar a Líbano salvo "extrema necesidad" por riesgo de "incidentes violentos"

El Gobierno desaconseja a los ciudadanos viajar a Líbano salvo "extrema necesidad" por el riesgo de que puedan producirse "incidentes violentos" en el país, que "sufre directamente las consecuencias de la inestabilidad" generada por el conflicto en Siria.
La nueva indicación, vigente desde el sábado 31 de agosto, aparece en la página web del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación, que ha actualizado la información relativa a este país para recomendar "no viajar a Líbano" si no es por "razones de extrema necesidad".
El departamento que dirige José Manuel García-Margallo pide a las personas que, aún así, decidan ir a Líbano, que respeten las instrucciones de los agentes en los controles de seguridad establecidos por el Ejército y las Fuerzas de Seguridad y les insta a "extremar la prudencia en los desplazamientos y no acudir a lugares donde se produzcan manifestaciones que revistan carácter de protesta política".
RIESGOS EN LAS CARRETERAS
Precisamente, explica que debido a estas manifestaciones, algunas carreteras del país se han visto afectadas y el tráfico, interrumpido. Además, señala que, en materia de seguridad vial, el índice de siniestralidad es alto y la red de carreteras, "salvo excepciones, está "deteriorada y en mal estado".
En su recomendación, Exteriores asegura que no se descarta que puedan producirse "incidentes violentos en determinadas regiones" del país, algo que "deberá ser tenido muy en cuenta en la preparación de viajes" a Líbano, "en especial en lo que respecta a las zonas fronterizas entre Líbano y Siria, la región y ciudad de Trípoli, la región de Akkar, la zona al sur del río Litani, el valle de la Bekaa y la zona de Sidón.
En concreto, insiste en que el viaje a Trípoli "se desaconseja, salvo que sea estrictamente necesario", del mismo modo que se desaconseja la presencia en los barrios del sur de Beirut. Además, recuerda que el norte y el este del valle de la Bekaa y, en genera, sus carreteras secundarias se consideran "zona de alto riesgo".
El Ministerio recomienda a los viajeros que se pongan en contacto con la Embajada en Beirut y comuniquen su presencia en el país, facilitando los datos necesarios para poder ser contactados.