Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno encarga al Ejército la seguridad de la 'zona roja' de Islamabad

El Gobierno paquistaní ha encargado al Ejército que garantice la seguridad en la llamada 'zona roja' de Islamabad, donde se encuentran los principales edificios oficiales, entre ellos el Parlamento, hacia el cual prevén avanzar las marchas de protesta lideradas por los opositores Imran Jan y Tahir ul Qadri.
El ministro de Interior, Nisar Alí Jan, ha defendido la decisión adoptada por el Gobierno ante la decisión tanto de Pakistan Tehreek-i-Insaf (PTI) como de Pakistan Awami Tehreek (PAT), los grupos que lideran Jan y Qadri, de marchar hacia la Avenida de la Constitución, donde se encuentra el Parlamento.
Según el ministro, la medida está amparada por la Constitución por motivos de "seguridad interior" y no es "contra ningún partido político" sino que lo que busca es "proteger la 'zona roja'". Asimismo, ha indicado que desde el Ministerio de Exteriores se ha tranquilizado a las representaciones diplomáticas asegurando que "la situación está bajo control y que el despliegue del Ejército es resultado de ello".
Por otra parte, según recoge el diario 'Dawn', el ministro ha rechazado tajantemente que el Ejército esté "detrás de este juego", en referencia a las protestas lideradas por los dos opositores, cuyos partidarios están acampados desde el viernes en Islabamad para reclamar la dimisión del primer ministro, Nawaz Sharif.
El titular de Interior ha aclarado que la decisión de desplegar a los soldados se ha tomado durante una larga reunión entre el Gobierno y los máximos responsables de seguridad. "El Ejército custodiará en primer lugar las instalaciones vitales", ha subrayado.
INVITACIÓN A NEGOCIAR
Asimismo, ha asegurado que el Gobierno sigue dispuesto a dialogar con los dos grupos opositores, pese al rechazo manifestado por ambos. "Les invitamos de nuevo a negociar", ha afirmado, lamentando que Jan no haya cumplido con su promesa de no marchar hacia la 'zona roja' y le ha pedido que evite la violencia durante las protestas.
"Por amor de Dios, deja el ego a un lado (...) un líder no empuja a la gente a la violencia, lleva a la gente hacia una nueva política", ha defendido, tras recordar el buen resultado que Jan y su partido PTI obtuvieron en las elecciones de este año, en las que fueron la tercera fuerza más votada.
Según informa la cadena Geo News, la dirección del PTI ha anunciado que celebrarán una sentada en D-Chowk, la gran plaza situada frente a la sede del Parlamento paquistaní, en plena 'zona roja'. Asimismo, ha instado a sus partidarios a abstenerse de actividades violentas.
También Qadri ha anunciado que sus partidarios trasladarán su sentada de protesta frente al Parlamento. Qadri se ha dirigido a los miles de partidarios que desde el viernes permanecen concentrados en Islamabad para preguntarles si quieren llevar su protesta ante la Asamblea Nacional. "¿Queréis llevar vuestra sentada pacífica ante la sede del Parlamento?", les ha preguntado, a lo que sus partidarios han respondido con un rotundo "sí", según los medios locales.