Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno ruso niega el envío de buques de guerra a Siria

El Ministerio de Defensa ruso ha negado que planee el envío de buques de guerra al puerto sirio de Tartus, como había asegurado previamente un portavoz del Estado Mayor.
Según esta fuente, los navíos ya se encuentran en aguas del Mediterráneo y llegarán a tierra a finales de esta semana o principios de la siguiente.
El oficial ruso explicó que el motivo de hacer escala en Tartus no es otro que abastecer el suministro de víveres y agua potable y que después seguirán su itinerario hasta el puerto de Novorossiysk en el Mar Negro acompañados por una nueva flotilla compuesta por otras tres embarcaciones.
Sin embargo, el Ministerio de Defensa ha asegurado en un comunicado que "la entrada de buques militares a Tartus no está planeada", aunque tendrían "todo el derecho" de hacer esta escala si la navegación se prolonga más tiempo del esperado.
En ocasiones anteriores Rusia ya había informado del envío de soldados a Siria para proteger al personal y retirar equipos de las instalaciones navales de mantenimiento.
Siria es el mayor punto de apoyo de Moscú en Oriente Próximo. Siria gastó el año pasado mil millones de dólares (817.000 millones de euros) en armamento ruso, lo que significa que el 8 por ciento de las exportaciones rusas de armas son a Siria.