Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno español confía en que se esclarezca lo sucedido en la quema de la Embajada en Guatemala en 1980

El Gobierno español ha indicado este miércoles que "seguirá con interés" el juicio que arranca hoy en Guatemala por la quema de la Embajada de España en el país centroamericano, ocurrida el 31 de enero de 1980 y en la que murieron 37 personas, y ha confiado en que sirva para aclarar lo sucedido.
"Aquellos lamentables y condenables hechos en los que fallecieron 37 personas, nacionales de ambos países, incluyendo siete funcionarios y empleados públicos de la propia Embajada, constituyeron*una flagrante violación de la inmunidad diplomática de la representación española en Guatemala", ha recordado el Ejecutivo a través de un comunicado del Ministerio de Exteriores.
Así, tras mostrarse satisfecho de que la justicia guatemalteca vaya a juzgar los hechos, "haya transcurrido tanto tiempo desde que los hechos ocurrieron", ha confiado en que "pueda esclarecerse lo sucedido, condenarse a los eventuales culpables que hayan sido procesados, se dignifique la memoria de los fallecidos y se repare a las víctimas y a sus familiares".
El departamento que dirige José Manuel García-Margallo ha aclarado que el Gobierno español seguirá a través de su Embajada en el país el desarrollo del proceso.