Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno eleva a cuatro muertos y 45 heridos el balance del atentado con coche bomba en Beirut

Al menos cuatro personas han muerto y otras 45 han resultado heridas en el atentado con coche bomba que se ha producido este jueves en el barrio de Haret Hreik, un distrito del sur de Beirut considerado un bastión del partido-milicia chií Hezbolá, según el ministro de Sanidad, Ali Hassan Jalil.
El ministro ha acudido al hospital de Bahman, adonde han sido trasladados la mayoría de los heridos, según informa la agencia oficial libanesa NNA.
Soldados y policías han acordonado el lugar del atentado, que se encuentra en una zona densamente poblada, mientras que un grupo de expertos ha procedido a inspeccionar los restos del artefacto explosionado.
El primer ministro, Najib Mikati, ha advertido del riesgo de que el terrorismo se extienda por el país y ha dicho que estos atentados tienen como objetivo a todos los libaneses, sin distinción. "Llamamos a todos a superar las disputas políticas" y a comprometerse con el "diálogo".
Por su parte, el ministro de Exteriores, Adnan Mansur, ha reclamado colaboración internacional para contener "el origen del terrorismo", según declaraciones recogidas por la televisión Al Arabiya.
Fuentes de Hezbolá citadas por la cadena LBCI han señalado que ninguno de los dirigentes del partido ha sido objeto del atentado de hoy, si bien la oficina política de la formación se encuentra cerca del lugar de los hechos, pero no ha sufrido daños.
El verano pasado, varias bombas estallaron en bastiones de Hezbolá en el sur de Beirut y junto a dos mezquitas suníes en la ciudad de Trípoli. La Embajada iraní en la capital también sufrió un atentado en noviembre, en un contexto de creciente violencia sectaria por la división generada a raíz del conflicto sirio.