Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno impone el toque de queda en Sidi Bouzid

El Gobierno tunecino ha impuesto el toque de queda durante la noche en la ciudad de Sidi Bouzid, donde comenzaron las manifestaciones que culminaron con la dimisión del presidente Zine el Abidine Ben Alí, después de las violentas protestas que estallaron anoche y han continuado este viernes tras conocerse los resultados electorales.
Según ha informado una fuente del Ministerio del Interior tunecino a Reuters, el toque de queda estará en vigor desde las 19:00 horas (20:00 hora española) hasta las 5:00 horas (6:00 hora española) y será efectivo a partir de este viernes por la noche.
Las fuerzas de seguridad tunecinas han disparado al aire este viernes para dispersar a una multitud de manifestantes que intentaban atacar la oficina del gobernador regional en la ciudad de Sidi Bouzid, según han relatado dos testigos.
"El Ejército está intentando dispersar a la gente con disparos al aire y gases lacrimógenos", ha señalado Attia Athmouni en declaraciones a Reuters por teléfono. Otro testigo, Mahdi Horchani, ha precisado que los soldados han intervenido cuando la multitud ha tratado de atacar la oficina del gobernador.
Anoche, manifestantes habían prendido fuego a la oficina del alcalde de Sidi Bouzid en el marco de las protestas que se han desatado tras la cancelación de los votos conseguidos por el partido Lista Popular en seis distritos electorales, incluida dicha ciudad, debido a irregularidades en la financiación de la campaña, según testigos.
Estas mismas fuentes han asegurado que la Policía ha tenido que dispersar con gas lacrimógeno a las cientos de personas que se han manifestado en Sidi Bouzid, contra la decisión de las autoridades electorales.
Lista Popular, liderado por el empresario Hachmi Hadmi, ha sido la formación más votada en Sidi Bouzid, capital de la provincia homónima, ubicada en el centro de Túnez. Hadmi ha anunciado que su formación no participará en la Asamblea Constituyente ya que tras anularle parte de sus votos considera que "no tiene ningún sentido".