Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El nuevo Gobierno libio nominará a los ministros del nuevo Gobierno antes del 8 de septiembre

El Congreso Nacional libio ha anunciado oficialmente que los ministros del nuevo Gobierno serán nominados antes del 8 de septiembre, fecha que ha quedado establecida como límite para la formación del Ejecutivo, según ha informado el diario 'The Libya Herald'.
En base a la Declaración Constitucional del 3 de agosto de 2011, el Congreso Nacional tiene un plazo de 30 días para nombrar al nuevo primer ministro y a su gabinete desde la celebración de su primera reunión, que tuvo lugar el 9 de agosto de este año.
El portavoz del organismo, Omar Hmaidan, ha asegurado que aún se están celebrando reuniones respecto al criterio de selección. Una de las cuestiones más importantes que están siendo tratadas es si los poderes ejecutivo y legislativo estarán separados en la siguiente fase de la transición.
A pesar de que la Declaración Constitucional estipula el nombramiento del presidente del Congreso Nacional, y le hace responsable del nombramiento de un nuevo Gobierno, no hace mención al tipo de Ejecutivo que deberá ser formado ni a la relación del mismo con el Congreso Nacional.
El Frente Nacional, que se hizo con tres escaños en los comicios legislativos, es una escisión del Frente Nacional para la Salvación de Libia, un movimiento opositor al exlíder libio Muamar Gadafi creado en 1981.
En las elecciones legislativas se hizo con la victoria la Alianza de Fuerzas Nacionales (NFA), el partido político del exprimer ministro Mahmoud Jibril con 39 escaños, por delante del Partido Justicia y Construcción (PJC), de Hermanos Musulmanes, que se hizo con 17. Por detrás quedaron el Partido Unión para la Patria, la Concentración Wadi al Hayat y la Corriente Central Nacional, con dos cada uno. Además, hay un total de quince formaciones con un solo escaño.
En cualquier caso, alrededor de 120 escaños están en manos de candidatos independientes. Las decisiones de mayor calado necesitarán la aprobación de dos tercios de la Cámara, por lo que el la NFA y el PJC están intentando conseguir respaldos suficientes para sacar adelante sus programas.