Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno cifra en 600 el número de soldados muertos a manos de la insurgencia en los últimos dos meses

El Ministerio de Interior de Afganistán ha cifrado este lunes en 600 el número de soldados del Ejército fallecidos a manos de la insurgencia en el país en los últimos dos meses, según ha anunciado el portavoz de las Fuerzas Armadas afganas, Zahir Azimi.
Durante una rueda de prensa, Azimi ha señalado que cientos de talibán han fallecido, han resultado heridos o han sido detenidos durante ese mismo periodo de tiempo, aunque no ha dado ninguna cifra concreta en este sentido, según ha recogido la agencia de noticias afgana Pajhwok.
Asimismo, ha especificado que la operación 'Omeed' (Esperanza), lanzada hace 18 meses contra los talibán, continúa en marcha. En este sentido, ha dicho que en los últimos dos meses se han llevado a cabo un total de 148 operaciones de forma conjunta con las tropas extranjeras, al tiempo que ha apuntado que catorce de ellas siguen en marcha.
Azimi ha reseñado que el objetivo de la operación es aislar a los residentes y alejarles de los residentes a través de la mejora de la seguridad en las carreteras. Así, ha concretado que el motivo que está detrás de entre el 80 y el 90 por ciento de las muertes de soldados es la explosión de artefactos explosivos.
Por último, ha manifestado que los talibán no se atreven a enfrentarse cara a cara con las fuerzas de seguridad, motivo por el que han recurrido masivamente a los atentados suicidas y a la colocación de artefactos explosivos. Azimi ha cifrado en alrededor de 7.600 los kilogramos de explosivos incautados en este periodo de tiempo, en el que además se han desactivado trece minas y han explotado otras 612.