Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno sostiene que la misión de la ONU "es fundamental para el éxito del proceso" de paz

La ministra de Exteriores de Colombia, María Ángela Holguín, ha expresado este lunes su agradecimiento al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas por aprobar la puesta en marcha de una "misión política" que se encargará de verificar la tregua y la entrega de armas, al considerar que "es fundamental para el éxito del proceso de paz".
"En nombre de mi Gobierno, deseo agradecer a cada uno de los miembros del Consejo de Seguridad la adopción por unanimidad de esta resolución (...) Su voluntad para trabajar con Colombia es fundamental para el éxito del proceso", ha dicho durante su intervención ante el máximo órgano ejecutivo de la ONU.
Holguín ha destacado el hecho de que el Consejo haya elaborado "una resolución acotada, clara y puntual, con un mandato específico". "Sabemos que al mantener enfocado el mandato lograremos resultados contundentes y definitivos para la paz de Colombia", ha afirmado.
La canciller se ha mostrado segura de que "este mandato concreto del Consejo beneficiará a todos los colombianos y contribuirá a crear confianza en un país decidido a superar las consecuencias de un conflicto de décadas y con demasiado sufrimiento por generaciones".
"Vemos nuestro futuro con optimismo en nuestra capacidad de reconciliación, fundamental para la renovación de nuestra sociedad", ha destacado, de acuerdo con un comunicado difundido por el Ministerio de Exteriores colombiano.
Holguín ha augurado que "la comunidad internacional presenciará una Colombia que pondrá en pleno desarrollo su enorme potencial, su capacidad humana y sus recursos naturales, no solo para forjar una sociedad más justa y más próspera, sino para contribuir al desarrollo de nuestra América y el mundo".
"Hoy, gracias a ustedes, se garantiza lo que no tuvo la estirpe de los Buendía en 'Cien Años de Soledad', la mayor obra de Gabriel García Márquez, el colombiano más universal de todos los tiempos. Los colombianos sí tendremos una segunda oportunidad sobre la Tierra. Y vamos a escribir todos nuestra nueva historia. Será una historia de vida, de esperanza y de paz", ha concluido.
LUZ VERDE
Los 15 miembros han votado unánimemente a favor de la resolución propuesta por Reino Unido en base a la petición del Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para crear una misión de verificación de la tregua y la entrega de armas.
De acuerdo con el texto adoptado, será una "misión política" formada por "observadores internacionales desarmados" que se desplegará tras la firma del acuerdo de paz entre el Gobierno y las FARC para un periodo inicial de 12 meses, prorrogables a petición de las partes.
El Consejo ha accedido igualmente a que los países miembro de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) participen en la misión, tal y como habían propuesto el Gobierno y las FARC.
MISIÓN DE VERIFICACIÓN
Las partes acordaron la semana pasada "crear un mecanismo tripartito de monitoreo y verificación del acuerdo sobre el cese al fuego y de hostilidades bilateral y definitivo y la dejación de las armas, que genere confianza y dé garantías para su cumplimiento".
Entonces detallaron que el mecanismo estaría formado por representantes del Gobierno y las FARC y tendría también un "componente internacional": "una misión política" integrada por observadores de Naciones Unidas y de países miembro de la CELAC.
En estos tres años de negociaciones de paz el Ejecutivo de Juan Manuel Santos y la guerrilla han alcanzado cuatro acuerdos parciales --desarrollo agrario y rural, participación política, cultivos ilícitos y víctimas-- pero aún quedan por cerrar los referidos al fin del conflicto y a la ratificación y verificación de lo pactado.
Las partes se han puesto como fecha límite para sellar la paz el próximo 23 de marzo, por lo que han decidido acelerar el ritmo de las conversaciones en La Habana. Hasta entonces, todo lo pactado permanecerá en el aire, dado que negocian bajo el principio de que 'nada está acordado hasta que todo esté acordado'.