Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno vincula a la ex novia de Morales con líderes opositores

El vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, ha denunciado los supuestos vínculos entre Gabriela Zapata, ex novia del presidente, Evo Morales, y líderes opositores, algo que, según el Gobierno, evidencia el "complot" en su contra.
García Linera ha dado una rueda de prensa este lunes para aportar nueva información sobre el escándalo de Zapata, detenida por conseguir contratos estatales por valor de 500 millones de dólares como representante en Bolivia de la empresa china CMC.
El caso, que también tiene una derivada personal --Morales ha reconocido que el hijo que tuvo con Zapata está vivo--, ha sacudido los cimientos del Ejecutivo justo cuando encaraba un referéndum constitucional para ampliar la reelección.
García Linera ha mostrado fotografías que muestran a los hermanos de Zapata, Paola y Gabriel, con los dirigentes opositores Samuel Doria Medina, Jorge Quiroga, Norma Piérola y Shirley Franco. "Los dos hermanos de Zapata están vinculados políticamente a ellos", ha afirmado.
Para el 'número dos' del Gobierno estas imágenes demuestran la existencia de "toda una articulación política para atacar al presidente utilizando el tema de la señora Zapata", de acuerdo con la Agencia Boliviana de Información (ABI).
"Estamos ante la presencia de una clara manifestación de complot, de buscar cómo despreciar lo más importante que hemos tenido en la conducción del proceso de cambio, nuestro presidente", ha dicho, por su parte, el ministro de Autonomías, Hugo Siles.