Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los Gobiernos europeos piden a los británicos que Reino Unido se quede en la UE

España defiende avanzar en la integración y los países del Este, una distribución de competencias más respetuosa con la soberanía nacional
Varios Gobiernos europeos han pedido de forma abierta este lunes a los ciudadanos británicos que Reino Unido se quede en la Unión Europea aunque han dejado claro que se trata de una decisión que está en manos de los británicos, que este jueves votarán en referéndum sobre la permanencia o salida de la Unión Europea de su país.
"Si deciden irse, perderemos más que un país. Perderemos historia y las tradiciones de Reino Unido en la Unión Europea, que son importantes para nosotros", ha avisado el ministro de Exteriores alemán, Frank-Walter Steinmeier, en declaraciones a la prensa a su llegada a la reunión con sus homólogos de la UE, en vísperas del referéndum sobre el posible 'Brexit'.
El jefe de la diplomacia alemana ha reiterado su deseo de que Reino Unido "se quede" y ha confiado en que "los conflictos domésticos de los últimos días" en el país contribuyan a que "gane apoyo" la opción de la permanencia, en alusión al asesinato de la diputada Jo Cox por un presunto fanático de extrema derecha. "Europa es mucho más pobre si Reino Unido abandona", ha remachado.
"La elección que hará el pueblo británico será importante para ellos, pero también para Europa, y por tanto apelo a los británicos a que, en el momento de elegir, tengan en mente este gran desafío histórico", ha explicado por su parte el ministro de Exteriores francés, Jean-Marc Ayrault.
¿RESPONSABILIDAD O ERROR DE CAMERON?
"Es un mensaje realmente sincero", ha dicho el jefe de la diplomacia gala, que ha recordado que la elección de los británicos es "libre y sin injerencias" y que el primer ministro británico, David Cameron, "ha asumido su responsabilidad en política interna" convocando el referéndum.
Pero ha apelado a la historia, que demuestra la "gran vida en común, de tragedias y también de muchas esperanzas" que comparten los pueblos europeos. "Todos los europeos se giran hacia el pueblo británico porque tenemos, y nuestra historia nos lo recuerda, una gran vida en común, de tragedias pero también de muchas esperanzas", ha recalcado Ayrault.
El ministro de Asuntos Exteriores español en funciones, José Manuel García Margallo, ha considerado en cambio que la decisión del 'premier' británico de convocar el referéndum es un error "sin la menor duda" y ha defendido el interés del Gobierno de que Reino Unido permanezca en la UE, aunque "el riesgo de salida es real" a la luz de los sondeos.
"La UE ha hecho todo lo que podía hacer para que el referéndum tenga un resultado satisfactorio para los intereses europeos" y para que "Reino Unido permanezca dentro de la UE", ha explicado el jefe de la diplomacia española en funciones, que ha admitido que "habrá volatilidad los primeros días" en los mercado de capitales pero "a corto y medio plazo tendería a estabilizarse".
Y ha defendido que si gana 'el Brexit', la Unión Europea debería acelerar el proceso de integración europea para "evitar cualquier contagio" tras admitir que los países del Visegrado están "pidiendo una distribución de competencias que sea más respetuosa con la soberanía nacional", algo que "no comparte" el Ejecutivo español, que pide por el contrario "dar la señal de que está dispuesta a seguir avanzado hacia los Estados Unidos de Europa".
El ministro de Exteriores luxembugués, Jean Asselborn, quien este domingo alertó de la posibilidad de que la salida de Reino Unido provoque un efecto dominó en otros países del bloque del este de Europa en el diario 'Tagesspiegel am Sonntag', ha insistido en que quieren que los británicos se queden en la UE y que la salida del país no sería en su opinión "una elección en la buena dirección".
"Si deciden que 'Sí' trabajaremos juntos. Si dicen que 'No' no estoy convencido de que esto será una elección en la buena dirección para la gente en Reino Unido, política y económicamente y también a nivel cultural. Si dicen 'No' tendrán que andar solos y tenemos que evitar esto", ha incidido el luxemburgués. "Queremos un Reino Unido unido en una UE unida", ha resumido.
El ministro de Exteriores checo, Lubomir Zaoralek, ha evitado entrar a valorar las posibles consecuencias de un 'Brexit' y ha confiado en que Reino Unido permanezca en el bloque, mientras que el jefe de la diplomacia belga, Didier Reynders, ha insistido en la necesidad de esperar a que los británicos se pronuncien y ver los resultados. "Después sacaremos las conclusiones", ha remachado el belga.
LONDRES AUGURA UN RESULTADO "MUY AJUSTADO"
El ministro de Asuntos Exteriores británico, Philip Hammond, ha reconocido que el resultado del referéndum sobre la salida o no de Reino Unido de la Unión Europea "será muy ajustado" y ha lanzado un mensaje a los británicos para avisarles de que la decisión será "irreversible" y el país no podrá "nunca" volver a entrar en el bloque en términos aceptables, porque estaría obligado por ejemplo a adoptar el euro o entrar en el espacio libre sin fronteras Schengen.
"Esto es una decisión muy importante y somos muy claros que está en el mejor interés de Reino Unido quedarse como miembro de la Unión Europea", ha defendido el jefe de la diplomacia británica.
Hammond ha dejado claro que esperan que haya, si los británicos votan a favor de quedarse en la UE este jueves, "una aplicación rápida y completa del paquete acordado en febrero en Bruselas", en alusión a algunas concesiones que aceptaron los jefes de Estado y de Gobierno de la UE para tratar de convencer a los británicos de que se queden, incluidas algunas restricciones a las ayudas sociales para los ciudadanos del resto de países de la UE.