Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gordon Brown y el 'nuevo laborismo' británico se quedan solos

El primer ministro británico, Gordon Brown, se esforzaba esta semana por unir y sacar adelante a un partido que se enfrenta a las próximas elecciones en su peor momento histórico. El discurso de Brown coincidió con la publicación de un sondeo de intención de voto que coloca por primera vez desde 1982 a los laboristas en la tercera posición, por detrás de los conservadores del gran favorito para sucederle, David Cameron, y de los liberal-demócratas.
El discurso de Brown se centró en cuestiones nacionales y estuvo dirigido a reconquistar a los electores de las clases medias y populares preocupadas por el crimen, las conductas antisociales y el sistema sanitario. Sin embargo, 'The Sun' publica este miércoles un artículo en el que afirma que 'el laborismo ha perdido el camino'.
Además, el tabloide británico analiza punto por punto las principales preocupaciones de los ingleses. "Han fallado en educación. Han fallado en salud. Han fallado en inmigración" y por si fuera poco esto dice que "Gran Bretaña se ha convertido en el peor país del mundo desarrollado para crecer", recoge 'The Sun'.
Tras acusar a los laboristas de haber fracasado en todos los frentes -en sanidad, en inmigración, en la enseñanza- y de no haber defendido mejor a sus militares en Irak y Afganistán, The Sun afirma que el Gobierno "se ha quedado sin excusas" y es preciso un cambio en el país.
Tanto el jefe del Gobierno como su ministro del Interior, Alan Johnson, respondieron al diario que no es la prensa sino son los electores quienes deciden las elecciones. Preguntado si el apoyo del tabloide podría decidir las elecciones generales del próximo año, como supuestamente ocurrió con las de 1992, cuando The Sun apoyó al conservador John Major frente al laborista Neil Kinnock, Brown respondió: "No".
Según "The Sun", Gran Bretaña necesita ahora un Gobierno capaz de recortar la burocracia que "estrangula los negocios ", que recorte impuestos y estimule el crecimiento, reforme unos servicios públicos despilfarradores y que tenga además una real voluntad de ganar la guerra de Afganistán. CGS