Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Grecia, Bulgaria, Hungría y Chipre frenan la adopción de conclusiones de la UE críticas con Israel

Grecia, Bulgaria, Hungría y Chipre han frenado la adopción de un texto de conclusiones de la Unión Europea sobre el proceso de paz en Oriente Próximo, crítico con Israel por la expansión de los asentamientos, han explicado fuentes diplomáticas.
Grecia, "por presiones israelíes", ha sido el único país que rechazó el texto a "una hora de concluir el procedimiento de silencio" tras ser pactado por los embajadores de los Veintiocho ante el Comité Político y de Seguridad de la UE el pasado viernes, aunque, junto con este país, Bulgaria, Hungría y Chipre han rechazado la adopción del texto, han explicado a Europa Press fuentes diplomáticas, que admiten que los embajadores siguen trabajando en el texto en un intento de llegar a un acuerdo.
Los ministros de Asuntos Exteriores de la UE tenían previsto aprobar el texto de conclusiones sin discusión previa este lunes al inicio de su reunión, según avanzaron el viernes varias fuentes europeas y diplomáticas.
En el borrador de conclusiones, filtrado por el portal de noticias EUObserverver, los Veintiocho advertían de que la UE "considerará más acciones a fin de proteger la viabilidad de la solución de dos Estados, que está siendo constantemente erosionada por los nuevos hechos sobre el terreno" ante el temor de que Israel construya en la zona conocida como E1 unas 3.000 nuevas viviendas que unirían el asentamiento de Maaleh Adumin a Jerusalén, lo que supondría la división efectiva de Cisjordania e instaban a Israel a "poner fin a toda la actividad de asentamientos y a desmantelar los puestos de control erigidos desde marzo de 2001".
Los Veintiocho también dejaban claro que la UE seguiría diferenciando "inequívoca y explícitamente" entre Israel y los territorios ocupados por Israel desde 1967, "garantizando inter alia la no aplicabilidad de todos los acuerdos de la UE con el Estado de Israel" a los territorios ocupados.
El Gobierno israelí de Benjamín Netanyahu ha reclamado a Grecia, Bulgaria, Chipre, Hungría y República Checa que rechacen el texto de conclusiones de los Veintiocho, según ha informado el diario israelí 'Haaretz'.
Grecia y Hungría rechazaron a finales del año pasado aplicar las directrices aprobadas por la Unión Europea para etiquetar los productos originados en los territorios palestinos ocupados por Israel desde junio de 1967, incluidos los asentamientos en Cisjordania, para evitar que los consumidores del mercado comunitario sean llevados a engaño y que generaron un gran malestar en Israel, según han explicado fuentes diplomáticas.
El secretario de Estado de Asuntos Europeos francés, Harlem Désir, ha admitido que "hay ciertos países que han manifestado voluntad de modificaciones" en el texto de conclusiones propuesto. "Les escucharemos pero es deseable que el Consejo pueda adoptar estas conclusiones", ha dicho en declaraciones a la prensa a su llegada a la reunión de los Veintiocho.
"Escucharemos los argumentos de Grecia y de otros pero hay posiciones que son conocidas, que son de la Unión Europea, que han sido propuestas", ha recalcado.
El secretario de Estado francés ha advertido de que "la situación sobre el terreno es extremadamente tensa, peligrosa, en una región que ya está muy desestabilizada por un número de conflictos, en particular en Siria, Irak y Yemen y por el avance de Daesh, incluido en Egipto, en el vecindario de Gaza" y que "hoy sólo hay una solución" posible "basada en el principio de dos Estados", motivo por el cual ha instado a Israel y a la Autoridad Palestina a "retomar la vía de las negociaciones" en base a las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU.