Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Greenpeace cuelga el 'making off' del asalto a la cena de gala en Copenhague

"Tengo que hacerlo", decía tras el fracaso de la Cumbre del Clima un contundente Juan López de Uralde, Juantxo para los amigos. Sería un jefe de estado más, de Greenpeace claro. Su consorte, la directora de Greenpeace en Noruega. Dos horas antes avisan de sus intenciones. No quieren pasar por terroristas. Su coche, matrícula falsa 007 a lo James Bond, se cuela en la recepción oficial. 
Delante, Hillary Clinton, detrás, Sarkozy. La seguridad danesa, ahora en evidencia, se ha tragado el anzuelo. Las consecuencias se ven desmedidas en España: prisión preventiva e incomunicados 21 días. Y todo por decir al mundo que los políticos hablan y los líderes actúan.
Sólo en Navidad y sin hablar con la familia. La otra, la de Greenpeace se siente apoyada por el Gobierno. Según Exteriores el recurso para anular la prisión preventiva no ha prosperado. Al abogado sólo le queda pedir la libertad provisional. El día 7 nueva vista del caso. Por falsificación de documentos, suplantación de personalidad pública y allanamiento de morada Juantxo podría ir 3 años a la cárcel, 6 con el agravante de estar la reina presente.
Los detenidos proceden de España (Juan López de Uralde), Noruega ( Nora Christiansen) Holanda (Joris Thijssen) y Suiza (Christian Schmutz), y tendrán que permanecer en prisión hasta el 7 de enero, tras la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Dinamarca, que ha rechazado el recurso presentado por Greenpeace pidiendo su libertad. CGS