Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El juez Griesa ratifica que las obligaciones de Argentina "siguen vigentes"

Concentración de apoyo al Gobierno argentinoReuters

El juez federal estadounidense Thomas Griesa ha criticado este viernes a las autoridades argentinas por emitir declaraciones públicas "confusas y formadas por medias verdades" sobre sus obligaciones para con los acreedores.

Tras una batalla judicial en Estados Unidos con los fondos que se negaron a participar en los últimos canjes de deuda, el país sudamericano finalmente no logró un acuerdo antes de que venciera, a medianoche del jueves, el plazo para cancelar intereses de sus bonos Discount.
Según el juez, dichas obligaciones "siguen vigentes" a pesar de "lo que ha ocurrido esta semana", según una declaración en la que propone la celebración de una nueva reunión para discutir "los próximos pasos a tomar".
Griesa se refirió a unas declaraciones emitidas por el ministro de Economía argentino, Axel Kicillof, quien llegó a dar la operación por pagada a raíz de un depósito de 539 millones de dólares que entregó a finales de junio al Bank of New York Mellon (BONY) para cumplir con los intereses adeudados, si bien el proceso no llegó a completarse por decisión de la Justicia norteamericana.
"La República de Argentina", ha apuntado en este sentido el magistrado, "ha emitido declaraciones públicas enormemente desorientadoras, y eso tiene que parar". "Las deudas no se han extinguido, siguen ahí".
Griesa ha abogado por el mantenimiento de las conversaciones entre las partes, en las que previsiblemente seguirá como mediador al abogado Daniel Pollack, que a lo largo de las últimas horas ha defendido su condición de "neutral" y criticado el contexto de un caso "muy publicitado y politizado". También subrayó que "las leyes de Estados Unidos deben ser obedecidas por todas las partes".
Para el abogado de Argentina, Jonathan Blackman, las declaraciones de Pollack son "desafortunadas" y "perjudiciales", toda vez que pueden perjudicar al país sudamericano y tener "impacto" en los mercados.
Griesa ha instado a "calmarse" a todas las partes ante el constante cruce de críticas de los últimos días. En este sentido, el juez ha pedido que se atengan a los hechos y continúen por la senda judicial ya establecida, toda vez que lo contrario sería, en su opinión, echar por tierra el proceso.