Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Guerrilleros asesinan a tres policías y tres civiles en el sur Tailandia

Tres policías tailandeses perecieron hoy en un ataque con bomba en el sur del país, donde presuntos separatistas islámicos también mataron a tiros a otros tres civiles en las últimas 24 horas, informaron fuentes policiales.
El atentado con explosivos tuvo lugar en la provincia de Pattani, donde los guerrilleros detonaron el artefacto al paso del convoy, y otro agente quedó herido grave.
Los policías escoltaban a un grupo de profesores, habituales objetivos de los rebeldes, que ven en ellos un símbolo de la imposición de la cultura budista de la mayoría de los tailandeses sobre los musulmanes del sur.
Por otra parte, en la misma provincia y a última hora de la víspera, un político local de 40 años fue acribillado a balazos delante de su casa y otros dos civiles de 29 y 31 años fueron disparados a quemarropa frente a una escuela.
Los ataques con armas ligeras, asesinatos y atentados con bomba se suceden a diario en las tres provincias de mayoría musulmana de Narathiwat, Pattani y Yala, pese al despliegue de 31.000 agentes de las fuerzas de seguridad y la declaración del estado de excepción.
Cerca de 3.300 personas han perdido la vida desde que el movimiento separatista islámico reanudara su lucha armada en enero del 2004, tras una década de escasa actividad guerrillera.
A principios de enero, Amnistía Internacional acusó a los militares tailandeses de torturar de forma sistemática a sospechosos detenidos, pero Bangkok lo niega y defiende su política de pacificación en la zona.