Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gul apela a la "responsabilidad" de la ONU y la comunidad internacional para frenar la "tragedia" siria

El presidente de Turquía, Abdulá Gul, ha instado este martes a la comunidad internacional y al Consejo de Seguridad de la ONU a actuar con "responsabilidad" para frenar la "tragedia" que supone la guerra en Siria, en la que han muerto más de 100.000 personas durante los últimos dos años y medio.
Gul ha comenzado su discurso ante la Asamblea General de la ONU advirtiendo de que "una paz duradera es más que la simple ausencia de guerra", en un llamamiento a trabajar por la estabilidad de Siria y, por extensión, de toda la región.
El mandatario turco ha lamentado cómo los "líderes sin legitimidad política" terminan volviéndose "contra su propio pueblo" y ha advertido de que en algunos casos, "como la tragedia de Siria", un conflicto interno termina desencadenando una guerra civil.
Para combatir este tipo de conflictos, "necesitamos una ONU fuerte, eficaz, creíble", ha añadido, en un discurso en el que no ha escatimado críticas contra la actual situación de estancamiento en la organización internacional. En este sentido, ha insistido en que sólo con una "acción decisiva" Naciones Unidas puede seguir siendo una institución "relevante".
Gul ha considerado que "nada es más acuciante ahora mismo que la situación en Siria". El mandatario turco ha respaldado la propuesta de Estados Unidos y Rusia para que el régimen de Bashar al Assad entregue su arsenal químico, pero ha pedido que este plan cuente con el respaldo de una "resolución tangible" del Consejo de Seguridad.
"Como vecino de Siria, Turquía valorará más que nadie la destrucción completa y verificable de estas armas", ha agregado, toda vez que ha quedado demostrado que se ha utilizado armamento químico contra la población civil.
Sin embargo, se ha preguntado: "Si no fuese por el uso de armas químicas, ¿seguiría el mundo haciendo oídos sordos a los más de cien mil muertos?". "¿Durante cuánto tiempo vamos a esquivar nuestra responsabilidad moral hacia la población que muere mientras hablamos?", ha proseguido.
Gul ha alertado de que "Siria se está consumiendo". "La carga de terminar el conflicto recae ahora sobre la espalda de la comunidad internacional. Las declaraciones de apoyo deben ser ahora respaldadas con hechos reales", ha apostillado.