Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

HRW pide a EEUU y Rusia que cumplan su compromiso de investigar ataques contra civiles en Siria

La organización no gubernamental Human Rights Watch (HRW) ha reclamado este lunes a los gobiernos de Rusia y Estados Unidos que cumplan su compromiso de investigar aquellos ataques en Siria que han causado un número significativo de víctimas entre la población civil.
Rusia y Estados Unidos se comprometieron el 9 de mayo a investigar de forma conjunta los ataques que hayan causado "un número significativo de víctimas civiles" en Siria y a compartir los resultados con los miembros del Grupo Internacional de Apoyo a Siria y el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.
En su comunicado, la ONG ha indicado que ambos países deben investigar el ataque aéreo ejecutado el 5 de mayo contra un campamento de desplazados y el asesinato de civiles el 12 de mayo a manos de grupos armados en la localidad de Al Zara, de mayoría alauí.
"Estos ataques recientes deben ser una prueba para la determinación de Estados Unidos y Rusia de poner fin al asesinato de civiles en Siria", ha valorado el subdirector de HRW para Oriente Próximo, Nadim Huri.
El ataque contra el campo de desplazados de Kamuna, ubicado en la provincia de Idlib (norte), se saldó con la muerte de 20 personas, entre ellos dos niños, y al menos 37 heridos. El Gobierno y los grupos armados opositores se han acusado de realizar los disparos.
Por su parte, varios grupos armados, entre ellos el Frente al Nusra --rama de Al Qaeda en Siria-- y Ahrar al Sham, atacaron Al Zara, en la provincia de Hama, mataron al menos a 19 personas, entre ellas seis mujeres.
HRW, que no ha podido entrar en Al Zara, ha recordado que anteriormente ha denunciado abusos de estos grupos tras irrumpir en ciudades de mayoría alauí, incluidos el asesinato y secuestro de civiles durante su ofensiva en los alrededores de Latakia en agosto de 2013.
Por ello, el grupo ha vuelto a reiterar su llamamiento a las partes en conflicto para que eviten ataques contra la población civil y para que tomen "todas las precauciones necesarias" para evitar o al menos minimizar las bajas civiles en el marco de sus combates.