Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

HRW insta al Ministerio de Educación saudí a aprobar que las niñas puedan hacer gimnasia en los colegios

Human Rights Watch (HRW) ha instado este sábado al Ministerio de Educación de Arabia Saudí a que apruebe que las niñas del país puedan practicas Educación Física, después de que el Consejo de la Shura, el influyente órgano que aconseja al rey Abdulá, haya permitido que se estudie esta cuestión.
La organización ha celebrado mediante un comunicado la decisión del Consejo de la Shura, que con 92 votos a favor y 18 en contra decidió recomendar al Ministerio de Educación que estudiase la posibilidad de que las niñas saudíes puedan participar en clases de Educación Física.
La directora de HRW para Oriente Próximo y el Norte de África, Sarah Leah Whitson, ha asegurado que la votación del Consejo de la Shura demuestra que el Gobierno saudí puede resistirse "cuando quiere" a la élite conservadora y emprender pasos "que acaben con las prácticas contra las mujeres".
"Es una buena señal que las autoridades saudíes parezcan haberse dado cuenta de que dejar que las niñas de Arabia Saudí participen en deprotes es importante para su bienestar físico y mental", ha asegurado Whitson.
en el año 2013, las autoridades dictaminaron que las estudiantes de colegios privados podrían participar en este tipo de actividades siempre que llevasen "ropa decente" y que fuesen supervisadas por profesoras saudíes que siguiesen las férreas instrucciones del Ministerio de Educación.
HRW ha subrayado que Arabia Saudí es el único país del mundo en el que n se permite a las mujeres participar en actividades deportivas en los colegios públicos. Además, no hay ningún tipo de instalaciones estatales deportivas dedicadas a las mujeres.
En este sentido, la organización ha recordado que la práctica de deportes en los colegios no es el único ámbito en el que las niñas y mujeres saudíes sufren discriminación sexual. Además de no poder conducir, las mujeres no pueden participar en competiciones deportivas ni disponen de ningún tipo de financiación estatal.
Por todo ello, HRW ha instado al Gobierno saudí a emprender una "estrategia clara" y rápida que permita a las niñas de colegios tanto privados como públicos participar en deportes y levantar su prohibición para la construcción de gimnasios femeninos.
"Arabia Saudí tiene un largo camino que recorrer para poner fin a las prácticas discriminatorias contra las mujeres, pero permitir a las mujeres practicar deportes en los colegios estatales podría suponer un movimiento con impacto a largo plazo", ha subrayado Whitson.