Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

HRW pide el Polisario que interceda para liberar a tres saharauis retenidas en Tinduf

Human Rights Watch (HRW) ha reclamado que el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, inste al Frente Polisario para interceder a favor de tres mujeres saharauis cuyas familias presuntamente les retienen en contra de su voluntad en los campamentos de refugiados en Tinduf (Argelia) y les impiden regresa a España, donde residen legalmente.
En un comunicado, la ONG ha dicho que dos de las mujeres sostienen que llevan retenidas contra su voluntad desde hace más de dos años y a la tercera "no se le permite salir del lugar desde diciembre de 2015", según el relato de su pareja de hecho en España.
HRW ha dicho que Ban tiene que pedir al Polisario que interceda por estas mujeres durante la visita que realizará este sábado, 5 de marzo, a los campamentos de Tinduf (Argelia), coincidiendo con los 40 años de ocupación marroquí del Sáhara Occidental.
"Retener a un adulto contra su voluntad equivale a privación ilegal de la libertad, independientemente de si los captores son familiares que sienten un profundo afecto por esa persona", ha considerado Sarah Leah Whitson, directora para Oriente Próximo y África Septentrional de HRW.
"El Polisario debería asegurar que estas mujeres puedan ejercer su libertad de circulación y que los actos pasados y futuros de privación ilegal de la libertad sean castigados como delitos", ha subrayado.
HRW ha recordado que el 10 de febrero de 2016 le remitió una carta a Mrabih Mami, ministro de justicia de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), en la que contaba los casos de las mujeres retenidas, a las que ha identificado como Maloma Morales de Matos (o "Maaluma Takya Hamda", según su partida de nacimiento), de 22 años; Darya Embarek Selma, de 26; y Nadjiba Mohamed Kacem, de 24.
En la carta, la ONG preguntaba a las autoridades de la RASD qué medidas estaban tomando para determinar cuál era la voluntad de las mujeres y asegurarse de que pudieran actuar en función de ello. Abba El Haissan Salek, el presidente de la Comisión de Derechos Humanos de la RASD, contestó el 25 de febrero a HRW y le explicó que el Polisario había tomado medidas en el caso Morales y que los resultados se conocerían en los "próximos días". "La respuesta no hacía referencia a las otras dos mujeres y, desde entonces, no hubo novedades sobre el caso de Morales, según lo que Human Rights Watch pudo determinar", ha señalado la organización de defensa de los Derechos Humanos.
En este sentido, ha afirmado que estas tres mujeres "se cuentan entre las miles de saharauis que, durante su infancia en los campamentos de refugiados, participaron en programas de verano en España y convivieron con familias españolas". "Algunos de estos niños estrecharon vínculos con sus familias de acogida y optaron por permanecer en España al alcanzar la mayoría de edad. Morales adoptó la ciudadanía española y tiene allí una pareja de hecho, mientras que las otras dos mujeres obtuvieron la residencia legal", ha asegurado.
HRW ha dicho que las tres mujeres viajaron por separado a los campamentos para visitar a sus familias y, cuando quisieron regresar, se lo impidieron. "Conforme dijeron las mujeres, algunas de las familias sostuvieron que debían permanecer allí para afianzar los vínculos con su cultura e idioma nativos. Se tiene conocimiento de otros casos similares en los campamentos de refugiados saharauis, si bien no se han podido confirmar los detalles", ha relatado.