Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

HRW denuncia que la unidad antiterrorista de Kenia ha cometido ejecuciones y desapariciones forzosas

La organización no gubernamental Human Rights Watch (HRW) ha denunciado este lunes que la unidad antiterrorista de Kenia llevaron a cabo ejecuciones, desapariciones forzosas, arrestos arbitrarios y torturas durante su lucha contra las milicias islamistas.
"Las fuerzas antiterroristas kenianas han estado asesinando y haciendo a desaparecer a gente en las narices de altos cargos del Gobierno, embajadas extranjeras y Naciones Unidas", ha dicho la subdirectora de la organización para África, Leslie Lefkwo.
"Estas conductas horrendas no protegen a los kenianos del terrorismo, simplemente minan el Estado de Derecho", ha agregado, antes de solicitar a los donantes internacionales --Estados Unidos y Reino Unido-- que pongan fin a su ayuda a la unidad y al resto de agencias de seguridad responsables de violaciones de los Derechos Humanos.
En sus investigaciones, llevadas a cabo entre noviembre de 2013 y junio de 2014, HRW ha documentado al menos diez casos de asesinatos, diez casos de desapariciones forzosas y once casos de malos tratos y acosos a sospechosos de terrorismo, principalmente en Nairobi.
"La unidad ha estado llevando a cabo operaciones abusivas desde hace años, algunas veces de forma muy abierta, pero las autoridades kenianas no han hecho nada para investigar, y mucho menos para detener, estos crímenes", ha valorado Leftkow.
"Los donantes han de llevar a cabo sus propias investigaciones sobre estos abusos y suspender su apoyo a las fuerzas que los cometen, o se arriesgan a ser cómplices de la cultura de impunidad en Kenia", ha remachado.
La unidad fue establecida en 2003, cinco años después de que la organización terrorista Al Qaeda ejecutara atentados simultáneos en las embajadas estadounidenses en Kenia y Tanzania, ataques en los que murieron más de 200 personas.