Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

HRW pide elevar la edad mínima para casarse a los 18 años tras la muerte de una niña de 8 por lesiones sexuales

Human Rights Watch (HRW) ha instado a las autoridades yemeníes a elevar la edad mínima para contraer matrimonio a los 18 años para evitar casos como el de la niña de ocho años que ha muerto esta semana por las lesiones sexuales causadas por su marido de 40 años.
El caso saltó a la luz pública el pasado lunes, cuando el diario kuwaití 'Al Watan' informó de que una niña de ocho años, identificada como Rawan, había muerto por el desgarro genital y la ruptura uterina causada por su marido de 40 años durante la noche de bodas.
Aunque posteriormente han surgido dudas sobre la veracidad de la historia, la directora para los Derechos de las Mujeres de HRW, Liesl Gerntholtz, ha denunciado que, en cualquier caso, está demostrado que "a miles de niñas yemeníes les han robado su infancia y han destruido su futuro por obligarlas a casarse".
"El Gobierno debería acabar esta práctica abusiva. Debería proteger a sus niñas de los devastadores efectos de un matrimonio temprano y fijar la edad mínima a los 18 años", ha instado, a través de un comunicado difundido este viernes.
La ONG estadounidense ha considerado que lo ideal sería que este requisito para contraer matrimonio se recogiera en la nueva Constitución que está redactando la Conferencia Nacional pero, en caso de que no sea posible, ha sugerido incorporarlo ya en una ley.
"El actual periodo de transición política y la redacción de la nueva Constitución ofrecen una oportunidad única a las autoridades yemeníes para promulgar leyes a favor de los derechos de las niñas", ha considerado.
Además, ha pedido al Grupo de Amigos de Yemen que en la reunión de donantes internacionales que se celebrará el próximo 25 de septiembre aumente su aportación a los programas para promover los derechos de las mujeres, especialmente en zonas rurales.
La premio Nobel de la Paz 2011 Tawakkol Karman, por su parte, ha criticado "el fracaso del Gobierno" para proteger los derechos de las mujeres. "La revolución yemení comenzó para acabar con estos problemas sociales, no solo con los problemas políticos", ha recordado.
"Los manifestantes arriesgaron sus vidas en demanda de la igualdad de derechos entre todos los yemeníes, por lo que las niñas no deberían ser una excepción. El matrimonio forzado es una violación de los Derechos Humanos que debe acabar", ha añadido Gerntholtz.
Actualmente, en Yemen no hay una edad mínima para contraer matrimonio. La única limitación es la prohibición de mantener relaciones sexuales hasta la pubertad. Sin embargo, muchas niñas son violadas por sus maridos antes de su primera menstruación.
CASOS DOCUMENTADOS
HRW publicó en 2011 un informe en el que documenta "el duro y prolongado sufrimiento de las niñas yemeníes que son obligadas por sus familias a contraer matrimonio" a través del testimonio de 34 mujeres que han asegurado que con ello "perdieron el control de sus vidas".
"Creía que el matrimonio era celebrar una boda, una fiesta, y ya está. No tenía ni idea de que tenía otro significado", ha dicho una mujer que fue obligada a casarse con 13 años. También ha relatado que en su primer embarazado tuvo un aborto natural y que en el segundo no pudo ir a la escuela por problemas de salud.
Las mujeres consultadas por la organización humanitaria han explicado que los padres suelen sacar a las niñas de la escuela cuando llegan a la pubertad para casarlas y que poco después suelen tener hijos, por lo que ya no pueden continuar con sus estudios.
Además, han denunciado que sufren abusos verbales y físicos, incluidos sexuales, no solo por parte de su marido, sino también por parte de sus parientes, ya que en la mayoría de las casos las mujeres se incorporan a la familia de los hombres tras el matrimonio.