Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

HRW reclama una nueva agenda humanitaria para los refugiados sirios

La organización no gubernamental Human Rights Watch (HRW) ha afirmado este jueves que la población siria necesita que la comunidad internacional incremente drásticamente la entrega de ayuda humanitaria y aprobar reformas en los países de acogida.
Las peticiones de la ONG han sido formuladas horas antes del inicio de la conferencia de donantes que se celebrará en Londres para recabar fondos para ayuda humanitaria a la población siria y los países de acogida.
De cara a la misma, HRW ha reclamado a estos países que dejen de impedir la entrada de refugiados a su territorio y de devolverles a zonas de guerra y que retiren los obstáculos existentes para el acceso a la educación de los niños refugiados.
"Los países de acogida en los que los refugiados suponen hasta un cuarto de la población necesitan mucha más ayuda de los donantes, pero el dinero no ayudará a los sirios que están siendo devueltos o marginados por las duras políticas", ha dicho el director del Programa de Refugiados de HRW, Bill Frelick.
"La conferencia debe establecer una nueva agenda para los refugiados sirios, poniendo el respeto a sus derechos fundamentales como la prioridad fundamental", ha agregado.
Así, la ONG ha reclamado que se alcancen compromisos con los países de acogida para que dejen de devolver a los refugiados a zonas en conflicto. En este sentido, ha recalcado que Jordania, Líbano y Turquía están obligados legalmente a permitir buscar asilo a los que huyen de Siria.
HRW ha recordado además que otros países donantes que no pertenecen a la región han recurrido también a devoluciones sumarias en sus fronteras, utilizando además otras medidas para desviar o rechazar a solicitantes de asilo.
Por ello, ha solicitado a los países miembro de la Unión Europea (UE), Estados Unidos, Australia, Rusia y los países del Golfo que incrementen de forma significativa la acogida del número de refugiados sirios.
"Mientras continúe la batalla en Siria, los refugiados no podrán regresar, sin importar cómo de dura sea la vida en los países de acogida y cómo de peligroso sea el camino a Europa", ha dicho Frelick.
"Los compromisos financieros son cruciales, pero un plan de respuesta efectivo que reforme también las malas políticas es necesario para resolver los aprietos que sufren los sirios", ha remachado.