Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

HRW denuncia la violencia contra decenas de periodistas y médicos en Kiev y reclama una investigación

Human Rights Watch (HRW) ha denunciado este viernes que decenas de periodistas y médicos han resultado heridos por las fuerzas de seguridad ucranianas cuando intentaban dispersar a los manifestantes de la plaza de la Independencia de Kiev, además de instar a la realización de una investigación por las "graves" violaciones de los Derechos Humanos.
La organización ha asegurado que durante el 19 y 22 de enero, fecha en la que ha realizado su investigación, ha recabado los casos de 13 periodistas y trabajadores médicos que fueron golpeados por la Policía o recibieron impactos de bolas de goma o granadas aturdidoras. Además ha indicado que otras ONG han documentado hasta 60 casos similares.
"Es posible golpear accidentalmente a un periodista o médico durante confrontaciones violentas, pero no a decenas", ha afirmado la subdirectora de programas de HRW, Anna Neistat, que se ha trasladado a Kiev para seguir de cerca las investigaciones por las denuncias de exceso de violencia policial.
Neistat ha indicado que, pese a que la Policía se enfrenta a numerosos retos durante los enfrentamientos en las calles, "no es excusa para atacar deliberadamente a reporteros y médicos o no tomar precauciones para evitarlos".
Además, en su comunicado HRW ha denunciado que en los casos que ha documentado, tanto los periodistas como los médicos iban identificados, con chalecos en los que se leía la palabra 'Prensa' o con ropa marcada con una cruz roja, respectivamente, además de ir equipados con sus instrumentos de trabajo.
La organización también ha hecho referencia a la contundencia policial para dispersar a los manifestantes, recordando que pese a que las fuerzas de seguridad tienen "el derecho y el deber" de poner freno a los ataques violentos a las instalaciones públicas y gubernamentales, "están obligados a respetar los estándares de Derechos Humanos básicos".
INVESTIGAR LO OCURRIDO
Por todo ello, HRW ha instado a las autoridades ucranianas a realizar una investigación "exhaustiva e independiente" sobre la violencia de las autoridades a médicos y periodistas. Además, "dado que las autoridades han realizado pocos avances" en sus investigaciones, la organización se ha referido al papel de Ucrania en la comunidad internacional.
HRW ha considerado que los socios internacionales del Gobierno de Ucrania deberían presionar al país para que realice investigaciones y juzgue a los culpables de acuerdo a los estándares legales internacionales. La organización ha hecho referencia a la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa y al Consejo de Europa, de los que Ucrania forma parte.
"Los periodistas y los trabajadores médicos estaban realizando sus deberes profesionales, estaban desarmados y no representaban ningún peligro para la Policía durante las protestas de Kiev", ha recordado Neistat. "Cada caso de violencia contra ellos debería ser completamente investigados y los responsables deberían ser castigados", ha subrayado.