Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El ministro de Hacienda argentino reta a los empresarios españoles a "superar a EEUU en inversión extranjera"

El ministro de Hacienda y Finanzas Públicas de Argentina, Alfonso Prat Gay, ha instado este lunes a las empresas españolas a "liderar las inversiones extranjeras en el país y superar así a Estados Unidos" como parte fundamental del proceso de recuperación de la economía argentina, "encepada por el anterior Gobierno".
"Entre España y Argentina existe una fuerte tradición y vínculo, y esperamos con optimismo el apoyo e inversión de las empresas españolas, que presentan una gran competitividad principalmente en los sectores turístico, energético y de infraestructuras", ha manifestado Prat Gay en el Foro de la Nueva Economía organizado durante su visita a España.
Prat Gay, que fue presidente del Banco Central de la República de Argentina entre 2002 y 2004, ha pedido disculpas, a su vez, por los "abusos de capital llevados a cabo en los últimos años por el anterior Gobierno", que provocó "con sus políticas un desgaste en la economía del país y en la relación con otros países en doce años de destrucción sistemática".
"La Administración anterior ocasionó un desorden que ahora debemos solucionar. La ley antidespidos es un cepo laboral que impide la contratación. Sin embargo, este es un Gobierno que no tiene miedo a que se pierdan algunos puestos de trabajo si ello conlleva que se generen otros", ha aseverado. "No podemos pasar por alto que hay 12 millones de argentinos que no llegan a fin de mes en un país que podría dar de comer a 400 millones de personas", ha añadido.
El Gobierno del actual presidente, Mauricio Macri, que prevé una reactivación de la economía de cara a 2020, espera que la inversión respecto al PIB, que se encuentra en torno a los 404.000 millones de euros, llegue al 23 por ciento respecto al 18 por ciento obtenido en 2015 a pesar de que "la situación fiscal es delicada y la economía se encuentra estancada", según Prat Gay. "Arrancamos con un nivel de deuda pública bajo para Argentina, pero creemos que nos financiaremos más barato más adelante. La deuda corporativa es sólo de 8 puntos del PIB, la más baja de America Latina", ha añadido.
LUCHA CONTRA LA EVASIÓN FISCAL
El Gobierno argentino, que ha logrado que el Congreso apruebe la devolución del IVA de los productos de primera necesidad y el proyecto de ley para garantizar el acceso a la información pública, ultima, además, la ley de blanqueo de capitales, la cual busca repatriar fondos. "A partir de enero ya no habrá donde esconderse. Hemos firmado los acuerdos con 47 países para el intercambio de información fiscal. Hasta entonces se les da a los ciudadanos la posibilidad de actuar antes de ser descubierto y premiamos a aquellos que siempre han estado al día con los impustos", ha señalado Prat Gay.
De esta manera, el Gobierno espera recaudar el dinero necesario para saldar la deuda que mantiene con los 2,5 millones de jubilados que se quedaron sin pensiones como resultado de las políticas de la anterior Administración, y cerrar así los 600.000 juicios que se encuentran en trámite. "El Gobierno anterior se financiaba con el dinero de los jubilados, y esa es una deuda que tenemos que saldar cuanto antes", ha zanjado Prat Gay.
INTERCAMBIO DE OFERTAS ENTRE MERCOSUR Y LA UE
En el marco de las nuevas medidas económicas llevadas a cabo por el Gobierno de Macri, Argentina ha recibido el apoyo de Brasil y Francia en el intercambio de ofertas que se ha producido entre el Mercado Común del Sur (Mercosur) y la Unión Europea. "Los acuerdos suponen un paso previo para un mayor integración geográfica y política. Podría ser el camino a seguir para interconectar Mercosur con el Tratado del Pacífico", ha manifestado Prat Gay, que intenta que el pacto no suponga "otra oportunidad perdida".