Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hallado muerto con indicios de tortura un periodista ucraniano que participó en las protestas de Maidan

El periodista ucraniano y activista ultraderechista de las movilizaciones antigubernamentales de la plaza de la Independencia (Maidan) de Kiev Vasili Sergiyenko ha sido hallado muerto con indicios de tortura en un bosque a 150 kilómetros de la capital después de que lo secuestraran unos desconocidos el pasado 4 de abril, según la Fiscalía.
"Sergiyenko fue secuestrado el viernes a las 20.30 horas. Después fue asesinado y su cuerpo enterrado en un bosque en un intento de ocultar las pruebas", declaró un portavoz de la Fiscalía de la provincia de Cherkassk en una declaración colgada en su página web y recogida por la cadena rusa Russia Today.
Sergiyenko, miembro del partido de ultraderecha Svoboda, fue atacado por tres hombres a la puerta de su domicilio, según testigos presenciales, entre ellos la madre del periodista, y fue introducido en un vehículo blanco tras un forcejeo.
El cuerpo del reportero fue hallado ayer por la tarde por un grupo de compañeros del fallecido, miembros de los "cuerpos de autodefensa ucranianos", con señales de haber sido apuñalado y presentaba heridas de golpes en la cabeza y rodillas.
"Las fuerzas de autodefensa hallaron el cuerpo enterrado en un agujero recién cavado y esperaron a que llegara la Policía para comenzar a sacar el cadáver. El hombre fue tendido boca abajo y tenía las manos atadas a la espalda", indica el informe de la Fiscalía. "Su cabeza había sido machacada por completo, sus rodillas rotas y (tenía) cuchilladas en el corazón, cerca de sus riñones, en cuello y espalda", según el documento.
El partido sospecha que se trata de un asesinato político en represalia por las actividades políticas del periodista, pero la Fiscalía no descarta que su muerte estuviera conectada con las críticas formuladas por el reportero contra el expresidente de la región de Cherkassk, Sergei Tulube, sobre el que pesa una orden de arresto.