Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hallan el cadáver de uno de los cuatro 'cascos azules' arrastrados por las riadas en Darfur

La Misión de Naciones Unidas y la Unión Africana (UA) en Darfur (UNAMID) ha hallado el cadáver de uno de los cuatro 'cascos azules' que desaparecieron la semana pasada a causa de las riadas en la región sudanesa.
"La UNAMID informa de que el cuerpo de uno de sus patrulleros ha sido recuperado", ha dicho su portavoz, en una rueda de prensa celebrada este jueves en la sede de Naciones Unidas, en Nueva York.
El pasado 25 de agosto, seis 'cascos azules' de la UNAMID fueron arrastrados por las riadas cuando estaban escoltando a un convoy del Programa Mundial de Alimentos (PAM), a la altura de la localidad de Masteri, en Darfur Occidental.
El incidente ocurrió cuando los 'cascos azules' se bajaron de su vehículo para empujarlo porque se había quedado atascado en un valle fluvial a causa del barro. Entonces, una riada les arrolló y desaparecieron.
La UNAMID envió un equipo de rescate a la búsqueda de los seis 'cascos azules', que consiguió encontrar a dos vivos. Los otros cuatro han seguido desaparecidos hasta hoy, cuando han hallado el cadáver de uno de ellos.
La UNAMID, creada en 2007 con el mandato de proteger a la población civil de Darfur, ha estado ayudando a combatir la crisis humanitaria que se ha desatado en la región sudanesa a causa de las lluvias torrenciales que comenzaron a principios de agosto.
Según datos del Gobierno, el temporal ha dejado al menos 50 muertos y 530.000 damnificados y ha destrozado 74.000 viviendas. La zona más afectada es la capital sudanesa, Jartum, que sufre las peores inundaciones en 25 años.