Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hamás reitera que no se firmará un acuerdo de alto el fuego que no satisfaga las demandas palestinas

El 'número dos' del brazo político de Hamás, Musa Mohamed Abu Marzuk, ha reiterado este jueves que la delegación palestina presente en las conversaciones de El Cairo no firmará ningún acuerdo de alto el fuego que no "satisfaga" las demandas del pueblo palestino.
En una entrevista concedida al portal de noticias Al Resala, Abu Marzuk ha dicho que es posible que se alcance un acuerdo sobre un alto el fuego permanente antes del 18 de agosto, cuando expira la nueva tregua, si bien ha dicho que "no se puede asegurar, debido a la continua intransigencia de Israel".
Así, ha dicho que Hamás se mostró a favor de una nueva tregua temporal "para dar una oportunidad a la posibilidad de alcanzar un acuerdo, teniendo en cuenta las condiciones de las partes que participan en las negociaciones".
Apenas han trascendido detalles de las conversaciones de El Cairo, pero las posiciones parecen inamovibles. Los palestinos reclaman el fin del bloqueo que Israel impuso sobre Gaza en 2007 --cuando Hamás se hizo con el control de la Franja--, una ampliación de las fronteras marítimas y de seguridad, la construcción de un puerto y la reapertura de un aeródromo.
Por su parte, el Gobierno de Benjamin Netanyahu solicita el cese de los disparos de cohetes desde la Franja, la desmilitarización completa de este territorio y que Al Fatá, la organización del presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, administre la frontera de 12 kilómetros entre Gaza y Egipto.
Hamás podría terminar aceptando que la Autoridad Palestina administre la frontera con Egipto e Israel podría relajar las restricciones marítimas y terrestres, pero las dos partes ya han fijado donde están sus límites. La milicia palestina ha negado su desarme y el Ejecutivo israelí ve fuera de lugar discutir ahora la construcción de un puerto en el territorio costero.
Abu Marzuk ha resaltado que el nuevo gobierno de unidad palestina, formado en abril, será el responsable de aplicar cualquier acuerdo que se alcance, según ha recogido el diario egipcio 'Al Ahram'.
Por último, ha destacado el papel que está jugando Egipto en tareas de mediación, al tiempo que ha asegurado que "ninguna otra parte ha sido capaz históricamente de desempeñar este papel".