Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hamás prohibe a las mujeres fumar pipas de agua en público

Una mujer palestina fuma shisha en un café de la Ciudad de Gaza. Foto: APtelecinco.es
La nueva ordenanza ha sido distribuida en los últimos días por efectivos de seguridad del Ministerio del Interior bajo el gobierno islamista, que las han hecho llegar a los propietarios de los establecimientos de ocio en la franja palestina.
El portavoz del Ejecutivo de Hamás, Taher a-Nunu, defendió la prohibición al explicar que se trata de una medida que no está destinada a "islamizar" Gaza, sino a "restaurar la tradición". A su entender, "para una mujer palestina es una vergüenza que la vean fumando shisha en público".
Según denunció el responsable del sindicato de hostelería y restaurantes en Gaza, Salah Abu Hasira, a los propietarios de hoteles, restaurantes y cafeterías se les ha obligado a firmar un documento en el que se comprometen a no ofrecer pipas de agua a mujeres y menores de 16 años. Para la organización de derechos humanos con sede en la ciudad de Gaza, Al Damir, el nuevo reglamento supone una violación de las libertades individuales y contraviene la legislación palestina.
En los últimos años el grupo islamista ha impuesto el uso obligatorio del hiyab (pañuelo islámico), además de vestidos hasta los pies en centros educativos, mientras que las abogadas deben comparecer con esa vestimenta en sus comparecencias ante las cortes ahora controladas por el movimiento islamista.
En la franja mediterránea también está prohibido que hombres y mujeres estén juntos en un lugar público a no ser que puedan demostrar que son familiares, así como en playas, y no pueden montar juntos en motocicleta ni siquiera siendo cónyuges.    LA