Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hariri reitera su respaldo a Franjieh como candidato a la Presidencia y niega haber pedido ser primer ministro

El exprimer ministro libanés y líder de Al Mustaqbal, Saad Hariri, ha desmentido este miércoles haber solicitado el puesto de primer ministro, reiterando además su respaldo al líder del Movimiento Marada, Suleiman Franjieh, como candidato a la Presidencia del país.
Hariri ha rechazado las críticas contra él por seguir apoyando a Franjieh pese al acuerdo entre las Fuerzas Libanesas y el Movimiento Patriótico Libre para respaldar la candidatura de Michel Aoun a la Presidencia.
"Pedimos al presidente (del Parlamento) Nabih Berri que se celebren elecciones presidenciales de forma democrática. Hay tres candidatos, y debemos ir al Parlamento a ejercer este derecho democrático y elegir al presidente", ha argumentado.
Hariri retiró en enero su apoyo al líder de Fuerzas Libanesas, Samir Geagea, quien hasta entonces era el principal rival por el puesto del líder del Movimiento Patriótico Libre, Aoun. Tras respaldar a Franjieh, ambos partidos acordaron apoyar a Aoun para que accediera al cargo.
El tercer candidato en liza es el parlamentario del bloque parlamentario Unión Democrática Henri Helou, quien cuenta con el apoyo del líder de la comunidad drusa y del Partido Socialista Progresista (PSP), Walid Yumblatt.
"Cada uno de nosotros es libre de elegir a quien quiera, ya que es un asunto político y nacional relacionado con la totalidad de la estructura política de Líbano", ha argumentado Hariri sobre su apoyo a Franjieh, según ha informado el diario local 'An Nahar'.
Asimismo, ha negado ser responsable de retrasar la resolución de las elecciones presidenciales con su apoyo al líder del Movimiento Marada, recalcando que "hace todos los esfuerzos posibles para la elección del nuevo presidente".
La incapacidad de los partidos políticos a la hora de elegir a un nuevo presidente después del fin del mandato de Michel Suleiman el 25 de mayo de 2014 ha llevado al país a sufrir el vacío presidencial más largo en su historia.
El Parlamento de Líbano ha aplazado esta semana por 35ª vez las elecciones presidenciales debido a la falta de quórum, tras lo que Berri estableció el 2 de marzo como próxima fecha para la votación.