Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hariri afirma que Líbano "no se convertirá en una provincia de Irán"

El exprimer ministro libanés y líder de Al Mustaqbal, Saad Hariri, ha subrayado este domingo que no permitirá que Líbano "se convierta en una provincia de Irán", cargando contra el partido-milicia chií Hezbolá por sus críticas a Arabia Saudí.
"Somos árabes por excelencia y no permitiremos que nadie nos arrastre a la discordia con Arabia Saudí y nuestros hermanos árabes", ha dicho. "Líbano nunca se convertirá en una provincia iraní, bajo ninguna circunstancia", ha agregado.
Hariri, que mantiene relaciones muy estrechas con la familia real saudí, ha defendido en numerosas ocasiones a Riad ante los ataques verbales de Hezbolá contra el reino, que se disputa la hegemonía regional con Irán.
Por otra parte, el exprimer ministro ha dicho "no temer" la elección de ningún candidato a la Presidencia, siempre y cuando se ciña a los términos del Acuerdo de Taif, recalcando que su respaldo al líder del Movimiento Marada, Suleiman Franjieh, ha llevado a una "reconciliación histórica" entre las Fuerzas Libanesas y el Movimiento Patriótico Libre.
El nombre de Franjieh salió a la palestra en diciembre a raíz de un encuentro celebrado en París con Hariri, quien hasta entonces había respaldado la candidatura del líder de Falanges Libanesas, Samir Geagea.
La incapacidad de los partidos políticos a la hora de elegir a un nuevo presidente después del fin del mandato de Michel Suleiman el 25 de mayo de 2014 ha llevado al país a sufrir el vacío presidencial más largo en su historia.
Las sesiones del Parlamento para elegir a un presidente se han caracterizado por la falta de quórum debido al boicot de los parlamentarios del Movimiento 8 de Marzo, que argumentan que sólo votarán cuando haya un acuerdo cerrado para elegir a su candidato, el líder del Movimiento Patriótico Libre, Michel Aoun.
"La Presidencia de Líbano merece más atención y esfuerzos que las presidencias de Siria, Irak o Yemen, El interés nacional depende del fin al cerco a la Presidencia, el Gobierno y el Parlamento, no en participar en los cercos a Madaya, Alepo y las ciudades sirias", ha dicho Hariri, en referencia al papel de Hezbolá en el conflicto en el país vecino.
"Tuvimos el valor de lanzar una iniciativa para remover las estancadas aguas políticas, no para conseguir intereses partidistas de Al Mustaqbal, sino para lograr los intereses de Líbano y poner fin al vacío presidencial", ha recalcado, en un discurso por el undécimo aniversario del asesinato de su padre, el exprimer ministro Rafik Hariri.
En este sentido, ha explicado que apostó por Franjieh debido a que el vacío presidencial "ha llevado a un deterioro a todos los niveles, social, político y económico, afectando a la coexistencia", según ha recogido el diario local 'An Nahar'.
Hariri se ha mostrado "orgulloso" de su decisión, recalcando que "empujó a las Fuerzas Libanesas a alcanzar una reconciliación histórica con el Movimiento Patriótico Libre", al tiempo que ha afirmado que "si la misma hubiera ocurrido hace tiempo, hubiera evitado muchos problemas a los cristianos y a Líbano".
Por último, ha reclamado a Hezbolá, al Movimiento Patriótico Libre y a sus aliados que acudan al Parlamento "para elegir a un presidente, a menos que el candidato al que apoyen sea el vacío presidencial".
El Parlamento de Líbano ha aplazado esta semana por 35ª vez las elecciones presidenciales debido a la falta de quórum, tras lo que el presidente del organismo, Nabih Berri, estableció el 2 de marzo como próxima fecha para la votación.