Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hariri critica a Hezbolá por su ataque con bomba contra militares israelíes

El exprimer ministro libanés Saad Hariri ha cargado este miércoles contra el partido-milicia chií Hezbolá por el ataque con bomba ejecutado el martes contra el Ejército israelí, que se saldó con dos militares heridos, asegurando que el uso de la frontera para lanzar mensajes militares podría arrastrar al país a un nuevo conflicto.
Hariri, que encabeza el partido Al Mustaqbal, ha subrayado que Líbano no puede quedar aislado de la amenaza del terrorismo si Hezbolá "continúa rompiendo de forma deliberada las normas del consenso nacional", según ha informado el diario libanés 'The Daily Star'.
En este sentido, ha manifestado que el partido-milicia no puede tomar decisiones unilaterales y excluir al Gobierno de este tipo de operaciones, al tiempo que ha abogado por un acuerdo nacional para no implicar al país "en las guerras de otros, ya sea en tierra libanesa o en la tierra de otros".
El reconocimiento de Hezbolá de la implicación en el ataque contra los soldados israelíes supone un gesto inédito desde el enfrentamiento librado con Israel en 2006. La frontera, de 80 kilómetros de extensión, ha permanecido relativamente tranquila desde el conflicto, aunque ha registrado incidentes esporádicos.
El suceso tuvo lugar dos días después de que un soldado libanés resultara herido en un tiroteo con militares israelíes en la zona de Shebaa, en torno al cual la FINUL ha abierto una investigación, algo que ha hecho también con el último incidente.
CONFLICTO EN SIRIA
Por otra parte, el exprimer ministro ha vuelto a criticar a Hezbolá por su participación militar en el conflicto sirio del lado del presidente, Bashar al Assad, y ha repetido su llamamiento a su retirada de territorio sirio.
"En este momento sensible de nuestra vida nacional (...) Líbano necesita políticas que unan y no dividan y esfuerzos combinados bajo la cobertura del Estado y sus instituciones para proteger al país de la amenaza del terrorismo", ha valorado.
"Esto no será logrado con la salida deliberada del consenso nacional y arrastrando al Ejército y a las fuerzas militares legítimas a una batalla y a misiones de seguridad por las salas de operaciones de Hezbolá", ha criticado.
En los últimos meses, varios grupos extremistas, entre ellos las Brigadas Abdulá Azzam y el Frente al Nusra, han reclamado varios atentados con coche bomba en Líbano. Estos grupos han amenazado en reiteradas ocasiones con atacar a Hezbolá por su participación en el conflicto sirio del lado de las fuerzas gubernamentales.
El partido-milicia ha mantenido durante el conflicto en Siria su apoyo al presidente, Bashar al Assad, y ha abogado públicamente por la resolución política del conflicto y por la introducción de reformas democráticas en el país.
Sin embargo, en los últimos meses ha participado junto a las fuerzas de seguridad sirias en varios combates contra grupos opositores armados. La intervención del grupo en el conflicto supuso una violación de la Declaración de Baabda, firmada por todas los partidos políticos del país, que estipula la neutralidad de Líbano ante los eventos en la región, limitando su papel al control de la frontera y el tráfico de armas y combatientes.