Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Harper promete dar más poder en materia de detención y vigilancia a los cuerpos de seguridad

El primer ministro de Canadá, Stephen Harper, ha anunciado que agilizará una reforma legal para que las agencias de seguridad tengan más poderes en materia de detención y de vigilancia, un día después del tiroteo en el interior del Parlamento.
Harper ha participado este jueves en un homenaje al soldado fallecido en el monumento a los caídos de Ottawa. El presunto autor de los disparos se quitó la vida posteriormente en el interior del Parlamento, donde se produjo un intenso tiroteo con los policías.
Harper, que se ha fundido en sendos abrazos con los principales líderes opositores, ha recordado desde la Cámara de los Comunes la necesidad de hacer un frente común contra todo tipo de amenazas. "Todos somos canadienses", ha subrayado, y les ha llamado a "prevalecer" frente a los enemigos.
El primer ministro ha reconocido la necesidad de "reforzar" ciertas competencias de las fuerzas de seguridad como la detención o la vigilancia. "Aceleraremos el trabajo que ya está en marcha", ha destacado.
HÉROE
Dentro de los reconocimientos expresados este jueves por las distintas instituciones canadienses destaca un nombre: Kevin Vickers. El sargento en armas del Parlamento, responsable de la seguridad del edificio, está considerado uno de los héroes y ha recibido una larga ovación en la Cámara de los Comunes.
Vickers, de 58 años y antiguo miembro de la Policía Montada, participó en la operación para frenar al asaltante y, aunque oficialmente no está confirmado, fuentes citadas por varios medios locales han asegurado que fue él quien abatió a Michael Zehaf-Bibeau.