Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Heridas dos personas tras un tiroteo junto a una de las sedes de los manifestantes antigubernamentales

Al menos dos personas han resultado heridas en la noche del martes a consecuencia de un tiroteo registrado junto a una de las sedes de los manifestantes antigubernamentales en la capital tailandesa, Bangkok, según ha informado la cadena de televisión británica BBC.
Se trata del segundo incidente de consideración en las últimas horas, después de la explosión registrada en la vivienda del líder del opositor Partido Demócrata, Abhisit Vejjajiva. La Policía, que ha detenido a cuatro personas, ha indicado que en el ataque se han utilizado fuegos artificiales de gran calibre.
Abhisit y su familia se encontraban fuera de su residencia en el momento del ataque, que ha dañado el tejado y varias paredes de la casa, según ha informado el diario tailandés 'The Nation'.
Thaworn Senneam, uno de los líderes de las protestas antigubernamentales, ha indicado que los sospechosos que se encuentran bajo custodia son responsable de la entrega de armas para "realizar ataques contra las manifestaciones" y "crear el caos".
Abhisit es uno de los líderes de las protestas registradas en los últimos meses en Tailandia con el objetivo de forzar la dimisión de la primera ministra, Yingluck Shinawatra, a la que acusan de seguir órdenes de su hermano y exprimer ministro Thaksin Shinawatra, que se encuentra en el exilio y que está condenado por corrupción.
Durante la jornada del lunes, Yingluck invitó a los líderes de las manifestaciones contra el Gobierno y de los partidos políticos a discutir sobre la propuesta de la Comisión Electoral de retrasar las elecciones legislativas previstas para el 2 de febrero.
Hasta hace pocas fechas, los ministros del Gobierno tailandés habían descartado un aplazamiento de las elecciones con el argumento de que la Constitución no lo permite, aunque la Comisión Electoral ha indicado que podrían aplazarse y uno de sus miembros ha sugerido que se celebren el 4 de mayo.