Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hermanos Musulmanes afirma que existen contactos indirectos con el Gobierno

La organización islamista egipcia Hermanos Musulmanes ha asegurado este lunes que existen contactos con el Gobierno interino a través de intermediarios para intentar lanzar un proceso de diálogo y reconciliación.
"El Gobierno continúa reconciliándose con nosotros tras fracasar a la hora de poner fin a las manifestaciones", ha dicho el portavoz del grupo Hamza Zawba, quien ha afirmado que la formación "rechaza esta falsa reconciliación".
"El Gobierno miente cuando dice que no negocia con nosotros. Quiere culpar a Hermanos Musulmanes de sus fracasos económicos y políticos", ha agregado, según ha informado el diario egipcio 'Al Masry al Youm'.
Las autoridades egipcias decidieron en diciembre declarar al grupo como una organización terrorista y le ha responsabilizado de los últimos atentados e incidentes violentos registrados en el país.
Hermanos Musulmanes, que en sus bases se define como una organización islamista reformista que rechaza la violencia, fue derrocado del poder en Egipto en julio de 2013 a través de un golpe de Estado contra el entonces presidente, Mohamed Mursi, quien apenas un año antes se había convertido en el primer presidente electo de la historia del país.
El golpe militar supuso el inicio de una persecución contra la organización. A finales de marzo, un tribunal condenó a muerte a más de medio millar de islamistas por su responsabilidad en la muerte de un policía.
Asimismo, otro tribunal aplazó hasta el 28 de abril el juicio contra el guía supremo de Hermanos Musulmanes, Mohamed Badie, y otros 682 miembros de la formación por cargos que incluyen el asesinato. Por último, el fiscal general ordenó que 919 miembros del grupo sean juzgados por cargos que incluyen terrorismo y asesinato.
Las críticas por parte de diversas ONG internacionales contra el Ejecutivo interino por sus medidas represivas contra los manifestantes y los opositores y su decisión de catalogar a Hermanos Musulmanes como organización terrorista han sido constantes en los últimos meses.
Las fuerzas de seguridad han matado a miles de seguidores de la organización islamista y unos 400 militares y policías han muerto, muchos de ellos en ataques de milicianos islamistas en la península del Sinaí, que hace frontera con Israel y la Franja de Gaza.