Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El guía supremo de los Hermanos Musulmanes defiende la decisión de presentar a un candidato presidencial propio

El guía supremo de los Hermanos Musulmanes, Mohamed Badie, ha defendido la decisión de su grupo de presentar a un candidato propio para las próximas elecciones presidenciales, cuya primera vuelta está previsto para los días 23 y 24 de mayo. El elegido ha sido Jairat al Shater, 'número dos' del grupo islamista.
Al Shater fue elegido en una reunión conjunta del Consejo de la Shura de los Hermanos Musulmanes y de la dirección de su brazo político, el Partido Libertad y Justicia (PLJ), claro vencedor de los recientes comicios legislativos.
Sin embargo, en un primer momento tras la Revolución del 25 de Enero, los Hermanos Musulmanes habían anunciado que no habría un candidato propio en las presidenciales para no monopolizar el poder.
El gesto es un claro desafío a la junta militar que gobierna Egipto desde la dimisión de Hosni Mubarak e incluso Badie ha destacado que la nominación de Al Shater no ha sido consultada con el Consejo Supremo de las Fuerzas armadas.
"Sólo el Consejo de la Shura y las autoridades supremas del partido han sido consultadas sobre esta decisión. Los miembros del Consejo de la Shura que se habían opuesto han expresado su apoyo tras conocer que Al Shater era el elegido", ha explicado Badie en rueda de prensa, según recoge el diario egipcio 'Al Masry al Youm'.
El portavoz parlamentario del PLJ, Husein Ibrahim, ha argumentado por su parte que la nominación de un candidato se debe a "un sentimiento de responsabilidad", "en interés de la nación", algo más importante que atenerse a las declaraciones anteriores.
Ibrahim ha explicado que el grupo ha ofrecido la nominación a varias personalidades, pero que todas ellas rechazaron la propuesta. En ese sentido, ha asegurado que los Hermanos Musulmanes no persiguen hacerse con cargos políticos.
La campaña de Al Shater ya cuenta con una página de apoyo en Facebook creada, entre otros, por el propio hijo del candidato, Saad al Shater. En tan sólo unas horas la página cuenta ya con más de 35.000 seguidores.
Los Hermanos Musulmanes argumentan que la presencia de varios candidatos presidenciales afines al antiguo régimen de Mubarak pone en peligro el proceso revolucionario, pero otras fuentes apuntan a que lo que ha inquietado a los dirigentes del grupo es la popularidad de candidatos como Abdel Moneim Abul Fotouh, expulsado de los Hermanos Musulmanes en agosto precisamente por postularse a la Presidencia, o el predicador salafista Hazem Salah Abu Ismail.