Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Herzog abre la posibilidad de unirse al Gobierno de Netanyahu, pese al rechazo dentro de su coalición

El líder de Unión Sionista, Isaac Herzog, ha abierto la posibilidad este sábado a unirse al Gobierno del primer ministro, Benjamin Netanyahu, durante la actual legislatura y ha puesto como condición que el partido ultranacionalista Bayit Yehudi, abandone la coalición. Distintas facciones de la coalición de Herzog se han mostrado contrarios a este movimiento.
"Netanyahu eligió ir con los extremistas. No veo un escenario en el que se vayan a separar de ellos", ha afirmado Herzog. "Si Netanyahu se separa de la extrema derecha, nos reuniremos y decidiremos (...) soy el líder de un grupo, no soy un dictador", ha apuntado, en unas declaraciones que recoge Haaretz.
Por contra, el líder de Yesh Atid, Yair Lapid, ha rechazado categoricamente unirse al Gobierno de Netanyahu incluso si se realizaba una iniciativa diplomática. "Yesh Atid permanecerá en la oposición en este mandato y esperamos ser un partido gobernante y ganar las próxima elecciones", ha asegurado Lapid en declaraciones a una radio local.
Del mismo modo, la laborista Shelly Yacimovich ha criticado el sábado a Netanyahu y al ministro de Defensa, Avigdor Lieberman, al asegurar que los nuevos intentos de negociar con Palestina son simplemente palabrería. Un dardo al primer ministro pese al intento de acercamiento del líder de su partido.
"Cuando veo a Netanyahu y Lieberman soltando palabras de paz, rodeados de palomas de la paz. Solo puedo imaginarles matando a las palomas y cocinándolas con rellenas de lo que quede del partido Laborista si nos unimos a ellos porqie dicen estas palabras", ha asegurado la exlíder laborista en un evento cultural en Tel Aviv.