Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hezbolá actualiza desde Siria su sistema de misiles para contrarrestar la 'Cúpula de Hierro' de Israel

Las milicias libanesas de Hezbolá llevan meses recibiendo de contrabando desde Siria las piezas de un nuevo sistema de guía de misiles que podría contrarrestar el actual mecanismo defensivo israelí, la 'Cúpula de Hierro', lo que ha llevado al Estado hebreo a planificar una campaña secreta de bombardeos y a acelerar la actualización de sus sistemas antiaéreos, según informaron fuentes oficiales estadounidenses al diario 'Wall Street Journal'.
Los oficiales israelíes contemplan con preocupación el progreso de Hezbolá en tecnología armamentística. Aunque la milicia chií todavía no cuenta con todas las piezas necesarias, la Inteligencia estadounidense está segura de que las fuerzas de Hezbolá desplegadas en Siria ya tienen en su poder al menos 12 misiles guiados antibuque que esperan cruzar la frontera en próximas fechas.
Israel atacó Siria hasta en cinco ocasiones en 2013 para destruir cargamentos de misiles tierra-aire SA-17 y cohetes Faté-110 con destino a Beirut, pero no fue capaz de impedir que algunos componentes de los sistemas de guiado, de fabricación rusa, cruzaran finalmente la frontera, pero de momento Hezbolá no tiene todas la piezas que necesita para ensamblarlos. "Para que un sistema sea letal, tiene que estar terminado", indicaron fuentes estadounidenses al 'WSJ'.
Sin embargo, Israel y EEUU observan con preocupación esta evolución en el arsenal de Hezbolá porque los misiles guiados podrían superar las capacidades de la 'Cúpula de Hierro', el mecanismo de defensa contra cohetes de corto alcance que protege Israel de ataques "a quemarropa" desde Beirut y la Franja de Gaza. En este sentido, Tel Aviv quiere poner en marcha cuanto antes la evolución de la Cúpula; un nuevo entramado de defensa antiaérea llamado la 'Honda de David' que podría contrarrestar misiles guiados.
Las fuentes consultadas por el 'WSJ' están convencidas de que el régimen iraní está detrás de la mejora del arsenal de Hezbolá, grupo que lleva años siendo la primera línea de Teherán contra Israel. Además, por lo que a Siria concierne, la creación de estas rutas de contrabando proporciona al presidente del país, Bashar al Assad, la seguridad de que Hezbolá peleará contra los rebeldes sirios para garantizar que estas líneas siguen funcionando.
ISRAEL NUNCA HA CRUZADO LA FRONTERA SIRIA
A pesar de que Israel ha atacado Siria cinco veces para romper estas líneas de suministro, ningún avión israelí ha atravesado el espacio aéreo sirio, según argumentan las fuentes de Inteligencia, que no quieren proporcionar un 'casus belli' que justifique un enfrentamiento abierto entre Siria e Israel.
Las bombas israelíes fueron lanzadas por aviones de combate que se acercaron hasta el borde del espacio aéreo sirio y dispararon los proyectiles en el momento en el que ganaban súbitamente altura en paralelo a la frontera aérea. Gracias a este movimiento, la trayectoria de las bombas recorría una larga parábola y los proyectiles impactaban con más o menos precisión en blancos estáticos a una moderada distancia.
Los ataques se produjeron desde el 30 de enero hasta el 30 de octubre contra diferentes almacenes, algunos de ellos situados en la ciudad costera de Latakia, según las fuentes.
Sin embargo, el método que emplea Israel ha sido demasiado impreciso como para que los sistemas de guiado hayan sido completamente destruidos. "Desconocemos dónde se encuentran todos los sistemas", reconocieron fuentes de EEUU.
Los oficiales de Inteligencia de Washington han recomendado a sus homólogos israelíes que presten especial atención a las nuevas tácticas de despiste empleadas por Hezbolá, que suele suspender sus comunicaciones temporalmente o fingir cortes de electricidad en la frontera, para garantizar la llegada de los sistemas de guiado a Beirut. "Hezbolá tiene paciencia, y sus hombres son condenadamente buenos", indicaron las fuentes estadounidenses.