Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hezbolá dice que quiere un presidente "temido por Israel" y que no se oponga a Siria ni a la resistencia

El 'número dos' del consejo ejecutivo del partido-milicia chií libanés Hezbolá, Nabil Qaouq, ha afirmado este domingo que su formación busca la elección de un presidente "que sea temido por Israel" y que no se oponga a Siria ni a la resistencia armada.
"Líbano está cerca de un cruce de caminos nacional que afecta a todos los libaneses, y Hezbolá está muy preocupado por el curso de estas elecciones presidenciales y no es ni neutral ni un mero espectador", ha explicado.
"Esperamos garantizar la elección de un presidente fuerte que sea temido por Israel y al que Israel no quiera ver en el palacio de Baabda", ha agregado, en referencia a la sede de la Presidencia.
En este sentido, Qaouq ha explicado que su formación quiere que salga electa "la persona más firme a nivel nacional, una persona que represente un mensaje de firmeza e invencibilidad ante Israel y los takfiris", apuntando a los grupos extremistas suníes que combaten en Siria.
Así, ha dicho que "todos aquellos que apuestan por la elección de un presidente opuesto a Siria y a la resistencia han de detener estas apuestas". "Líbano no tolera a un presidente así", ha añadido, según ha informado el diario libanés 'An Nahar'.
"Israel ha apostado en las resoluciones internacionales para debilitar a la resistencia y ha fracasado, y ha apostado en el Movimiento 14 de Marzo, que ha puesto en el punto de mira las armas de la resistencia, y también ha fracasado", ha apuntado.
El mandato del actual presidente, Michel Suleiman, finaliza el 25 de mayo, si bien el periodo constitucional para elegir al nuevo mandatario comenzó el 25 de marzo. Hasta el momento, sólo el líder de Fuerzas Libanesas, Samir Geagea, ha anunciado su candidatura.
Este mismo domingo, Suleiman ha expresado su rechazo frontal a extender su mandato, describiendo dicha opción como "antidemocrática". Asimismo, ha sostenido que su relación con todos los partidos, incluyendo Hezbolá, es "normal".
"El partido tomó decisiones inapropiadas y dije cosas que no gustaron a los altos cargos del partido", ha explicado, antes de pedir a las formaciones enfrentadas que dejen de lado sus diputas para celebrar las elecciones en la fecha marcada.
Las diferencias entre Suleiman y Hezbolá se incrementaron en febrero después de que el presidente describiera la fórmula 'pueblo-Ejército-resistencia' como "madera" o desfasada. En respuesta, el partido-milicia le acusó de no saber diferenciar "entre lo que es oro y lo que es madera".