Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hillary Clinton vence en Virginia Occidental y está resuelta a no abandonar

Hillary no se rinde. "Estoy más decidida que nunca a seguir en esta campaña", ha dicho esta noche saliendo al paso de los críticos que insisten en que debe retirarse. Ha asegurado que "esta campaña ha sido buena tanto para el partido Demócrata como para el país".
"Soy la candidata más fuerte y seré la presidenta más fuerte", agregó Hillary.
Los sondeos previos a la votación llegaron a dar a Clinton una diferencia de hasta 40 puntos, aunque este extremo no se ha confirmado aún.
Pero Virginia Occidental tiene sólo 28 delegados en juego, que se repartirán de forma proporcional entre ella y su rival Barack Obama, y que no alterarán un panorama poco favorable para la ex primera dama estadounidense.
Matemáticamente imposible
De hecho, la distancia con su contendiente por la candidatura presidencial demócrata es ya insuperable en la seis primarias pendientes hasta el 3 de junio.
Además, la elite del Partido Demócrata ha comenzado a cerrar filas en torno al senador por Illinois, que ha conseguido el apoyo de 26 "superdelegados" -personalidades del partido y funcionarios electos- en la última semana.
A ese ritmo, Obama podría alcanzar los 2.025 delegados necesarios para lograr la candidatura en tres semanas, cuando estarán ya incluidos los delegados de la última ronda de primarias.
A pesar de estas evidencias matemáticas, Fabiola Rodríguez, directora de comunicación para el mercado hispano de la campaña de Clinton, ha asegurado que la aspirante a la Casa Blanca pretende seguir "hasta el final".     LA