Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Amores que ni la muerte mata

Amores que ni la muerte separaClarín

Lo de Helen Felumlee y Kenneth Felumlee fue una historia de amor de esas que podrían atravesar la gran pantalla y hacernos llorar y llorar. Tras 70 años juntos ni la muerte pudo separar a esta pareja de ancianos. Helen murió el 12 de abril, 15 horas después lo hacía su esposo, "no podía dejarla sola"

Helen Felumlee y Kenneth Felumlee podrían ser perfectamente los protagonistas de una película romántica. El argumento, 70 años felizmente casados y estar juntos hasta el final de sus días.
Fue en la adolescencia cuando se conocieron. Sus sentimientos eran tan fuertes que no permitieron que nada ni nadie les separase. El 20 de febrero de 1940, a dos días de que ella cumpliera 21 años, huyeron de Newport a Cincinnati, Kentucky, prque en Ohio no les permitían casarse por ser demasiado jóvenes.
Tras una vida dedicada al otro, con ocho hijos y sintiendo cada mañana la emoción del primer día Helen moría el 12 de abril a los 92 años; Kenneth lo hacía tan sólo 15 horas después, la mañana del 13 de abril.
"Ya estaba listo. Simplemente no quería dejar que ella se fuera sola". Dijo Linda Cody, una de las hijas del matrimonio, al diario Clarín. "Sabíamos que cuando uno se fuera, el otro lo iba a seguir".