Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Holanda también tendrá que justificar su apoyo a la invasión de Irak

Imagen de archivo de soldados estadounidenses desplegados en Irak. Foto: EFE.telecinco.es
La justicia británica ha pedido que el Gobierno del Reino Unido revele el contenido de las reuniones en las que se decidió secundar la invasión de Irak en 2003. Holanda seguirá los mismos pasos y el primer ministro da ese país, Jan-Peter Balkenende, ha anunciado una investigación independiente sobre las razones por las que se prestó apoyo político a la operación estadounidense.
La investigación, decidida por el Gobierno tras una petición del Parlamento, estará a cargo de una "comisión especial" que estudiará "de forma independiente" la toma de decisiones de entonces, según ha asegurado el primer ministro en una conferencia de prensa. Sus resultados se esperan para el próximo 1 de noviembre.
El democristiano Balkenende, que ya era el jefe del Gobierno en 2003, ha asegurado que no tiene "nada que ocultar", por lo que la comisión "tendrá acceso a toda la información" que necesite, para que "todas las preguntas puedan ser respondidas".
En 2003, Holanda decidió dar apoyo "político", que no militar, a Estados Undios para atacar Irak, país del que Washington aseguraba que tenía en sus manos armas de destrucción masiva.
El Parlamento holandés ha solicitado recientemente al Ejecutivo nombrar una comisión parlamentaria sobre cómo fue el proceso de toma de decisiones que llevó a Holanda a apoyar esa invasión. Esta petición parlamentaria tuvo lugar después de que la prensa publicara que el Gobierno no llegó a tener en sus manos un documento interno que decía que el apoyo político a la guerra en Irak era "jurídicamente insostenible".
MV